El fondo de armario del Real Madrid, decisivo en una batalla jugada al ataque

La conexión Ayón-Llull funcionó

Primera victoria en la primera jornada para el Real Madrid que supera a Unicaja (101-90) liderado por Llull y Ayón y buen papel de la segunda unidad cuando apretó el conjunto malagueño. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Llull (14), Maciulis (6), Rudy Fernández (5), Randolph (2) y Ayón (16) --quinteto inicial--; Nocioni (3), Draper (5), Taylor (5), Reyes (13), Hunter (12), Doncic (6) y Carroll (14).

 

UNICAJA: Lafayette (5), Nedovic (13), Waczynski (5), Suárez (12) y Musli (14) --quinteto inicial--; Smith (6), Okouo (-), Fogg (6), Alberto Díaz (6), Dani Díez (11), García (-) y Brooks (12).

 

PARCIALES: 26-24, 31-26, 14-23, 30-17.

 

ÁRBITROS: Martín Bertrán, Cortés y Aliaga. Eliminado por faltas personales Brooks en el Unicaja.

 

SEDE: Barclaycard Center.

El Real Madrid superó (101-90) al Unicaja en el estreno este viernes de la temporada 2016/2017 de la Liga Endesa celebrado en el Barclaycard Center de la capital española, una batalla de cifras elevadas en la que el cuadro local impuso su ley de manera coral para doblegar a los de Málaga.

 

Los de Pablo Laso retomaron la competición doméstica en la que buscan el tercer título consecutivo con una sólida actuación, demostrando un fondo de armario al que no llegó el rival. Un Unicaja muy renovado plantó cara en especial en el tercer cuarto. Ahí cortó la sangría, pero en el último parcial el acierto blanco decidió el duelo.

 

No tuvo continuidad en el aro rival un Unicaja que comenzó como un tiro. En cambio, el Madrid, con Sergio Llull (14 puntos y 9 asistencias) y Gustavo Ayón (16 puntos y 8 rebotes) a la cabeza, encontró recursos para dejar atrás al rival y celebrar el triunfo de la primera jornada con un último cuarto fulminante.

 

El cuadro andaluz comenzó demostrando su renovada artillería. Un gran acierto exterior que puso un contundente 2-10 en el marcador tras apenas dos minutos. Los de Plaza, con las ideas claras, combinaron a su vez bien debajo del aro, culminando un arranque completo que sin embargo pronto encontró la respuesta blanca.

 

Rudy Fernández y Hunter despertaron al Madrid, dando las riendas a un Sergio Llull que no tardó en poner en juego a su equipo. El paso al frente de los de Laso permitió a los locales llegar por delante al final de los primeros 10 minutos (26-24). El base mallorquín, con más galones si cabe ante la salida este verano de Sergio Rodríguez, alimentó a un Gustavo Ayón con 12 puntos en el primer tiempo.

 

Y es que el Madrid aceptó un intercambio peligroso para Unicaja, que comenzó de hecho a perder ya en el segundo cuarto. Cinco puntos seguidos de Carroll o los zarpazos de Llull sujetaron los intentos visitantes de volver al duelo. Dos triples seguidos de Carlos Suárez en el tramo final del primer tiempo permitieron al equipo malagueño recortar una diferencia que llegó a ser de 10 puntos (57-50).

 

Consciente del cariz de batalla perdida el hecho de entrar en ese juego ofensivo contra el campeón de liga, Unicaja se puso las pilas en defensa y dejó al Madrid en 14 puntos en el tercer cuarto. Mientras, los de Laso lamentaron la salida del parqué de un Rudy tocado en su tobillo derecho. Con el acierto de tres de Dani Díez y buenos puntos de Brooks los de Plaza entraron a los últimos 10 minutos por delante (71-73).

 

El conjunto visitante alargó la buena dinámica hasta que un triple de Doncic despertó la bestia blanca (76-78). A éste le siguieron desde la línea de tres Carroll y Taylor (82-78). El toque de corneta descolocó a un Unicaja que topó con buenas defensas del Madrid, perdiendo balones en el peor momento que no desperdició el campeón para comenzar con buen pie.