El flemón: Qué es, qué lo causa y qué posibles soluciones tiene

Dolor de muelas, flemón

El dolor de muelas se considera uno de los más intensos que podemos llegar a padecer, en el caso del flemón este dolor puede ser además continuo, agudo o pulsátil, lo que invalida en gran medida a quien lo sufre.

 

La doctora María Luisa Somacarrera, vocal de Medicina Oral de la Comisión Científica del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM), contesta para algunas de las preguntas más frecuentes sobre estos dolorosos trastornos dentales.

 

¿En qué consiste en realidad un flemón?  

 

Un flemón es un proceso infeccioso de origen bacteriano y su denominación médica es 'absceso'. Dependiendo del origen puede aparecer de forma más rápida o más lenta, pero generalmente su aparición es progresiva.

 

¿Sus síntomas son similares para todo el mundo?

 

Suele manifestarse con dolor, especialmente cuando aparece localizado en una zona en la que el tejido dificulta la distensión, dificultad para tragar o para masticar, enrojecimiento y calor en la zona. A veces puede aparecer mal olor o mal sabor en la boca, hinchazón de la cara y en alguna ocasión inflamación de los ganglios del cuello.

 

¿Cuáles son sus posibles causas de un flemón?

 

Su origen puede encontrarse en una necrosis, es decir la muerte del tejido que está dentro de las raíces dentarias por una caries profunda (nervio y vasos); un traumatismo que lesiona el tejido del interior de la raíz dentaria (nervio y vasos); o una patología infecciosa procedente del tejido que rodea el diente, periodontitis o 'piorrea'.

 

¿Cómo se trata con fármacos?  

 

Suelen usarse antibióticos de amplio espectro del tipo de la amoxicilina o su combinación con ácido clavulánico, en ocasiones se asocia metronidazol si la infección procede del periodonto, el tejido que rodea y soporta los dientes. Después, el odontólogo recomendará realizar una endodoncia o un tratamiento periodontal o a veces la extracción dentaria si no fuera posible el tratamiento conservador.

 

¿Qué remedios caseros son aconsejables?

 

Se pueden realizar enjuagues con agua con sal y si hay hinchazón de la cara puede colocarse hielo en la cara. Después, es necesario acudir al odontólogo para que diagnostique y trate el problema.

 

¿Y cuáles son los errores más comunes o las falsas creencias sobre su tratamiento?

 

El error más frecuente es pensar que con algún tratamiento antibiótico el proceso se 'cura' y no acudir al profesional para tratar la causa que ha provocado el flemón. Siempre que no se realice el tratamiento dentario del origen de la infección, los flemones pueden recurrir.

 

¿Se pueden prevenir los flemones?

 

La única prevención es mantener una buena higiene bucodental y visitar al odontólogo cada seis meses, de manera que si hubiera alguna patología se detecte temprano y no evolucione a la producción de flemones.