El fin de semana dejó a dos personas a disposición judicial por alcoholemia

Dos vecinos de Ávila, de 63 y 45 años, con evidentes muestras de conducir influenciados por bebidas alcohólicas.

Dos vecinos de Ávila de 63 y 45 años de edad han sido puestos a disposición judicial durante el pasado fin de semana por arrojar altas tasas de alcoholemia al volante.

 

La Policía Local recibía el viernes 24 a las 11.25 horas la llamada de un ciudadano denunciando el comportamiento negligente de un conductor que, en la Calle Valladolid, pudo atropellarle.

 

Hasta el lugar se fue una patrulla de la Policía Local, que detectó al conductor en cuestión en las proximidades. Este conductor, identificado como A.L.S., vecino de Ávila, de 63 años de edad, presentaba síntomas evidentes de conducir influenciado por bebidas alcohólicas y al realizarle las pruebas de detección arrojaron un resultado altamente positivo, por lo que se procedió a ponerle a disposición judicial por un presunto delito contra la seguridad del tráfico.

 

Por otra parte, el sábado 25 de junio, a la 1.15 horas, agentes de la Policía Local que prestaban servicio de vigilancia en materia de tráfico en la Calle Eduardo Marquina observaron cómo el conductor de un vehículo circulaba de forma antirreglamentaria.

 

Dicho conductor, identificado como M.A.F.L, vecino de Ávila, de 45 años de edad, fue requerido por los policías y, ante las evidencias de conducir influenciado por bebidas alcohólicas, se le solicitó que realizase las pruebas de detección alcohólica, a lo que se negó de forma reiterada, por lo que se le puso a disposición judicial por un presunto delito contra la seguridad del tráfico.