El exalcalde de Villanueva de Gómez es acusado de presuntos delitos urbanísticos junto a responsables de la macrourbanización

El ex alcalde, los promotores y el arquitecto de la macrourbanización proyectada en la localidad de Villanueva de Gómez están acusados en la vía penal por los presuntos delitos urbanísticos cometidos al poner en marcha las obras, según indica un comunicado de SEO/BirdLife y Asociación Centaurea recogido por Tribuna Ávila

En Villanueva de Gómez, un pueblo de Ávila de poco más de 100 habitantes, se proyectó una gran urbanización que incluía 7.500 viviendas, tres campos de golf, un hotel y un club hípico. El lugar elegido fue un pinar de alto valor ecológico y de gran importancia para especies amenazadas como el águila imperial. En 2009, antes de que las obras fueran paralizadas cautelarmente ante las denuncias de SEO/BirdLife, ya se habían talado 10.000 pinos y se habían abierto kilómetros de viales para la futura urbanización. Sentencias firmes posteriores anularon la autorización municipal para la obra y confirmaron la obligación de revertir los daños causados al medio natural.

 

Ahora, el ex alcalde y los promotores de esa urbanización están acusados en la vía penal por delitos urbanísticos. La denuncia penal fue interpuesta por SEO/BirdLife y Centaurea, que consideran que el auto del Juzgado de Instrucción número 1 de Arévalo está bien fundamentado y que, una vez se presenten los escritos de acusación, pone las bases para una condena en firme cuando se abra el juicio oral. Según el auto, los acusados eran plenamente conscientes de las obligaciones legales que tenía el urbanizar en ese pinar y eran conscientes de la ilegalidad que cometían, con omisión total y absoluta del procedimiento previsto para la aprobación de los Planes de desarrollo urbanístico. La jueza acusa al ex alcalde de Villanueva de Gómez de prevaricación y al resto de acusados por un delito contra la ordenación del territorio.

 

 Obligación de restaurar el daño

Las organizaciones firmantes del comunicado demandan que la siguiente fase tendría que ser la restauración del pinar para devolverlo a su estado original. Sin embargo, indican SEO/Birdlife y Asociación Centaurea, "el promotor pretende ahora, en una huida hacia adelante, hacer ver que el proyecto podría ser autorizable por la Junta de Castilla y León, y así librarse de las responsabilidades penales, e intentar que el pinar no pueda restaurarse". Sin embargo, a juicio de estas entidades, esto es totalmente imposible dado el actual valor ambiental de la zona. Las dos organizaciones denuncian que el promotor está volviendo a fragmentar el proyecto (por un lado las calles y viales, por otros los campos de golf, y por otro las viviendas) para así dar una apariencia de menor impacto e intentar que la Junta autorice por partes el proyecto, "con un impacto global inaceptable".

 

Hasta ahora la Junta de Castilla y León, dicen, "se ha mostrado ambivalente en este caso. Por una parte nunca detuvo las obras, pese a saber que eran claramente ilegales, y concedió una Declaración de Impacto Ambiental de muy dudosa legalidad a los campos de golf, pero por otra parte no se personó en apoyo al ayuntamiento en los tribunales ni defendió la acción urbanizadora". Para SEO/BirdLife y Centaurea, en un procedimiento de autorización serio este proyecto no es legalizable, ni desde el punto de vista urbanístico ni medioambiental y, "de hacerlo, la Junta asumiría una posición con final difícilmente pronosticable".