El Estado Islámico difunde un vídeo en el que decapita al periodista estadounidense Steven Sotloff

La Casa Blanca no ha confirmado la autenticidad del vídeo.

El Estado Islámico ha difundido este martes un vídeo en el que uno de sus milicianos suníes decapita, aparentemente, al periodista estadounidense Steven Sotloff, según ha informado SITE, portal de seguimiento a los foros yihadistas en Internet.

  

En el vídeo, recogido por SITE --portal de seguimiento a los foros yihadistas-- un hombre enmascarado también amenaza con matar a David Haines, un rehén británico, y urge a los gobiernos a romper "su diabólica alianza con Estados Unidos contra el Estado Islámico".

  

El 19 de agosto, el Estado Islámico difundió otro vídeo en el que amenazó con decapitar a Sotloff, si Estados Unidos no cesaba su ofensiva aérea en Irak. "La vida de este ciudadano estadounidense, Obama, depende de tu próxima decisión", dijo.

  

En ese mismo vídeo, un yihadista decapitó al también periodista estadounidense James Foley, que fue secuestrado hace dos años en Siria. Reino Unido ya ha confirmado que el asesino es un ciudadano británico que se radicalizó tras viajar a la zona.

 

LA CASA BLANCA NO PUEDE CONFIRMAR LA AUTENTICIDAD DEL VÍDEO

La Casa Blanca ha informado de que en estos momentos no puede confirmar la autenticidad del vídeo difundido este martes por el Estado Islámico en el que uno de sus milicianos suníes supuestamente decapita al periodista estadounidense Steven Sotloff.

  

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, ha informado en la rueda de prensa diaria de este martes que todavía no pueden confirmar la autenticidad del vídeo, subrayando que debe ser analizado cuidadosamente.

  

Sotloff, un periodista freelance estadounidense, fue secuestrado en agosto de 2013 en Siria, mientras cubría la guerra civil que desafía al Gobierno de Bashar al Assad.

  

El pasado miércoles, la madre de Sotloff difundió su propio vídeo para pedir al líder del Estado Islámico, Abu Bakr al Baghdadi, que liberara a su hijo y no le castigara por los "pecados de otros", argumentando que era un simple periodista que cubría el "sufrimiento de los musulmanes a manos de tiranos".