El esfuerzo de mes y medio quemado en segundos

Aunque nos parezca raro para los artistas valencianos encargados de realizar una falla el momento más importante es cuando se quema. Pero para Alex y Robert encargado de hacer una valenciana encima de unas murallas además era único porque es la primera vez que hacían un monumento para quemarlo fuera de Valencia

Una fallera de cinco metros y medio sobre unas murallas ha sido la mejor representación de lo vivido este fin de semana en Ávila, la unión entre dos pueblos, dos culturas tan diferentes en una figura de cartón que fue pasto de las llamas.

 

Un trabajo duro realizado por Alex y Robert, dos artistas falleros que llegan cinco años trabajando, moldeando madera y cartón para representar sentimientos de muchas personas. Y que este año han tenido que compaginar la  realización del monumento en Ávila con la platá y los últimos retoques de las Fallas de Carcaixent.

 

Nos contaron cómo se sentían antes de que su trabajo fuera pasto de las llamas “algo de lo que se sienten muy orgullosos”.