El equipo ROCA de la Guardia Civil en Ávila imputa a diez personas desde su puesta en marcha

Imagen de archivo: Presentación del Equipo Roca de Castilla y León en octubre de 2013

Los diez equipos ROCA de la Guardia Civil en Castilla y León han realizado 3.400 servicios, 1.350 entrevistas y han detenido o imputado a 300 personas, 10 de ellas en Ávila, desde su puesta en marcha en octubre de 2013 en el marco del Plan contra las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas.

En la Comunidad hay diez equipos de este tipo --uno por provincia excepto en Valladolid, donde hay dos, con cinco agentes cada uno-- que han logrado la recuperación de 13.000 kilogramos de piñas y patatas y 18.000 kilos de cable de cobre, chatarra y diversos metales, así como tubos de riego, maquinaria, aperos y herramientas.

 

También se ha recuperado maquinaria pesada y armas de fuego, según la información facilitada por la Delegación del Gobierno tras una reunión del delegado, Ramiro Ruiz Medrano, con el presidente de la Diputación de Palencia, José María Hernández.

 

Ruiz Medrano ha calificado de "muy positiva" la labor llevada a cabo por estos grupos en la Comunidad, donde se han puesto a disposición de la autoridad judicial 300 personas, 60 de ellas en León y 50 en Valladolid; 38 en Burgos; 36 en Segovia; 31 en Palencia y otras tantas en Salamanca; 30 en Zamora; 14 en Soria y diez en Ávila.

 

El delegado del Gobierno cree que el gran trabajo de la Guardia Civil y el apoyo de los ciudadanos está dando sus frutos con una reducción importantísima en los robos en el mundo rural y el campo, aunque un sólo delito sea una "preocupación para todos".

 

INCIDENCIA

 

Según este balance, las provincias de mayor incidencia en los robos son las de Valladolid y Salamanca frente a las de Soria y Palencia, donde se han registrado menos. Las principales operaciones en las que han participado los equipos han sido las denominadas 'Brizonazo' (Valladolid), 'Scavenger' y 'Esgueva Cid' (Burgos) y de robo de corderos en Zamora.

 

Entre las misiones de estos equipos ROCA están obtener información y mantener contacto con todos los agentes implicados, una labor preventiva y disuasoria, así como de investigación.

 

Entre los cometidos específicos y las ventajas de estos grupos están que mantienen el contacto permanente y fluido con colectivos agrícolas y ganaderos, lo que les permite recopilar información, establecer mapas de riesgo en cada demarcación y explicar a los colectivos las medidas de mejora de la seguridad.

 

Además, les permite convertirse en una referencia para estos colectivos en materia de seguridad, tienen mayor presencia y establecen mapas geolocalizados de las explotaciones de la Comunidad.

 

En este contexto, se considera fundamental su labor a la hora de llevar a cabo un mayor control de chatarrerías, ya que se ha logrado detener a dos titulares de estos establecimientos en León y otros tantos en Valladolid; mercadillos y establecimientos de venta de segunda mano.