“El equipo de gobierno no aplica el mismo rasero a todas las ordenanzas municipales"

La portavoz socialista, Yolanda Vázquez, ha calificado de desmesurada la decisión adoptada por el Gobierno Municipal en relación con la denuncia formulada contra unos jóvenes por jugar al balón y comer pipas en la Plaza de Santa Teresa

“Sin entrar a valorar el hecho concretamente denunciado al parecer por algún vecino, no podemos compartir la reacción del Equipo de Gobierno. Una plaza es un espacio público, donde el respeto y la convivencia son esenciales para un correcto uso y disfrute del lugar por todos los ciudadanos, y ese respeto y la observancia de las reglas de convivencia no han de ser incompatibles con el derecho al ejercicio del ocio y del juego”.

 

El juego en las calles de nuestra ciudad y en concreto en la Plaza de Santa Teresa, siempre se ha practicado sin conflictos, no siendo lo más aconsejable el prohibirlo.

 

“Por supuesto que hay que intervenir, con los mecanismos legales correspondientes,  ante aquellas actividades o conductas que puedan causar perjuicios a las personas o a las cosas, pero no a golpe de prohibición. No se puede impedir el juego por el mero hecho de que guste más o menos a otros usuarios de la vía pública, siendo absolutamente desmedida la afirmación de que el Mercado Grande sea un campo de futbol reglamentario”.

 

“Por otra parte, lamentamos que el equipo de gobierno no sea tan escrupuloso con otros comportamientos que se producen, esos sí bastante incívicos, como no  recoger los excrementos de los perros, ensuciar los espacios públicos con los restos del  “botellón” o celebrar carreras de coches circulando a gran velocidad por las calles de la ciudad”, ha señalado Yolanda Vázquez.

 

“A nuestro entender, todos estos, y otros muchos ejemplos que se podrían poner, dañan mucho más la imagen de la ciudad y la seguridad de sus vecinos que comer pipas en el Mercado Grande”.