El empresario canario Miguel Ángel Ramírez coloca a Juanito como gerente del Real Ávila

Foto: José Carlos Guerra

Juanito Rodríguez, ex asesor presidencial de la UD Las Palmas y ex jugador, entre otros, del Atlético de Madrid, Zaragoza o Extremadura, será el gerente del Real Ávila. El club abulense, con graves problemas económicos tras la pasada temporada, será patrocinado por dos empresas propiedad del empresario canario Miguel Ángel Ramírez, según informa este martes laprovincia.es, diario de Las Palmas.

Fue Javier Pindado, ex portero de la entidad amarilla y el Real Ávila y abulense, quien convenció a ambos para adentrarse en este nuevo proyecto. El Ávila se encontraba en una situación complicada y al borde de la desaparición. Finalmente Miguel Ángel Ramírez no compró la entidad pero sí aceptó que dos de sus empresas se convirtieran en patrocinadores principales. Así, después de analizar los informes que presentó Pindado, tanto Ramírez como Juanito se han embarcado en el nuevo proyecto y el tinerfeño será nombrado gerente del club dentro de dos semanas por parte del Consejo de Administración del Real Ávila., según publica este lunes laprovincia.es, diario de Las Palmas.

 

Sin embargo, tal y como señala esta publicación canaria, hace ya dos semanas se desplazó a la ciudad, en la que vivirá para llevar las riendas de la entidad, y ya está ejerciendo como tal. Tiene mucho trabajo por delante, pues la competición empieza este fin de semana y en este momento el Real Ávila solo cuenta con doce jugadores, además de más de una decena a prueba. De hecho, empezaron los entrenamientos la semana pasada, por lo que encararán el inicio de la competición con apenas quince días de trabajo. A los mandos del banquillo seguirá Borja Jiménez.

 

DOCE AÑOS EN TERCERA

Y es que el Ávila estaba al borde de la quiebra después de varios esfuerzos económicos de los actuales dueños para subir al equipo a la categoría de bronce. La entidad abulense lleva desde el 2003 estancada en Tercera División, aunque ocho de esas once temporadas ha logrado disputar la promoción de ascenso a Segunda B, categoría en la que ha competido en once cursos en su historia.

 

Los máximos accionistas de la entidad tenían claro que salvo que apareciera un inversor que apostara por el club, el Ávila no iba a competir y estaba destinado a desaparecer. Eso provocó que el equipo no echara a andar hasta la semana pasada, por lo que empezará la competición en una situación de desventaja con respecto a sus rivales en la categoría.

 

Fue Pindado, amigo personal de Ramírez y Juanito, quien convenció a ambos. El exportero había iniciado la temporada en Bulgaria como asistente de Pepe Murcia en el Levski Sofía. Sin embargo, tan solo 55 días después de su contratación decidieron rescindir el contrato debido a "intromisiones", según declaraciones de Murcia. Tras volver a España y conocer la situación del club de su ciudad presentó el proyecto a Ramírez y Juanito.

 

UN ASCENSO Y DESENCUENTROS

Así, Juanito encuentra nuevo destino varios meses después de que la UD decidiera no renovar su contrato. Llegó al club amarillo, en el que también fue jugador, en el año 2005 como director deportivo, aunque también ha ejercido el cargo de entrenador y, por último, de asesor presidencial.

 

Su mayor éxito fue el ascenso a Segunda A en la 2005/06 desde el banquillo y en la temporada posterior tomó las riendas como entrenador y salvó al equipos. Sin embargo, su paso por el club amarillo está marcado por sus continuos desencuentros con la grada, que le ha señalado en multitud de ocasiones. Ahora, Juanito inicia una nueva etapa en el Real Ávila.