El empleo y la economía pilares fundamentales para que Ávila sea una ciudad inteligente

UGT, a través de un convenio con el Ayuntamiento de Ávila, ha realizado un estudio “realista y crítico” para saber qué cambios tiene que realizarse en la ciudad con el fin de convertirnos en “Ciudad Inteligente”. El estudio ha sido elaborado por los doctores en geografía de la UVA Luis Carlos Martín y Ignacio Molina

UGT, en colaboración con dos profesores de la Universidad de Valladolid, han elaborado un estudio completo de la ciudad de Ávila y del modelo que debería de tener con el fin de mejorar y convertirnos en una ciudad inteligente.

 

Para Luis Sánchez, secretario provincial de UGT, “una ciudad inteligente es una ciudad equitativa”, es decir, con igualdad social, en el empleo y en todos los aspectos. Y el objetivo del presente estudio, “un documento realista y crítico, que ha tenido en cuenta decisiones mal tomadas o que no se han desarrollado lo suficiente”, es ir adaptando cada acción para que Ávila llegue a ser una ciudad inteligente.

 

Además, Sánchez señaló que hay que tender a la “cultura de la concentración, de la participación y la transparencia; algo que da sus frutos, como este acuerdo con el Ayuntamiento, y que cada vez demanda más la sociedad”.

 

Pero la calidad de vida inteligente pasa por el empleo, fin último de todas las acciones que se pondrán en marcha con este proyecto. “no puede ser una mera etiqueta, sino la base de un nuevo modelo de ciudad”.

 

El estudio

 

Para ello como señala el doctor Luis Carlos Martín tenemos que conseguir que ciudad queremos que sea Ávila y para eso “hay que apoyarse en dos pilares básicos: el modelo de ciudad actual y el de futuro. Haciendo una interpretación del espacio geográfico, del empleo y la dinamización económica”.

 

Martín ha definido Ávila como una ciudad:

  • de tamaño medio.

 

  • centro provincial en materia administrativa y prestadora de servicios.

 

  • compacta, cuando las ciudades actuales tienden a ser difusas.

 

  • de difícil acceso para toda la provincia: lo que tiene sus pros y sus contras.

 

  • con un crecimiento intermedio.

 

  • cuyos motores económicos tradicionalmente ha sido el sector servicios, la administración y el turismo. “En el primero de ellos no se puede ir más allá aunque se pueden mejorar y ser más eficientes”.

 

  • Y en la que hay que cambiar la atonía del resto de sectores: la construcción con un 4% y la industria, “hay que ponerse las pilas”.

 

Para Ignacio Molina hay que trabajar en “la economía, la población, la gobernanza, la movilidad, el medio ambiente y la calidad de vida” y para ello hay que establecer una hoja de ruta teniendo en cuenta lo que se hace en el resto de ciudades.

 

Pero afirmó que desde el estudio “no se dan respuestas sino que se plantean preguntas” sobre las que hay que empezar a trabajar.

 

Siguiente fase

 

A partir de ahora desde el Ayuntamiento de Ávila se plantearán “diferentes mesas de trabajo”, que como señala Francisco José Hernández, “comenzarán en septiembre y terminarán en diciembre, más o menos” para ir definiendo la ciudad de Ávila del futuro.

 

Para ello ha destacado la importancia de la colaboración público privada, “para convertirnos en una Smart City y explorar el futuro, con nuestras debilidades y fortalezas, partiendo de este estudio, pero con una gestión más amplia y ambiciosa”.

 

Después se constituirá una oficina técnica que gestione el proyecto y su gestión, “y paralelamente comenzaremos a presentarnos a todas las convocatorias públicas, sobre todo europeas, o de la Red I que se nos presenten”.

 

Hernández señaló que el convenio con UGT, que tenía una cuantía de 6.000 euros, “ha estado muy bien invertido”.

Documentos relacionados