El Ejército turco toma la televisión y anuncia la ley marcial: Erdogan llama a la rebelión callejera

El Gobierno turco confirma que un grupo de militares se ha sublevado y tiene como rehen al jefe del Estado Mayor. La televisión turca anuncia la imposición del toque de queda y la ley marcial en el país. Fuentes presidenciales aseguran que Erdogan se encuentra a salvo.

Las Fuerzas Armadas han tomado el control de la cadena estatal, TRT, a través de la cual han emitido un comunicado en el que afirman que están al mando e incluso han anunciado un proceso constituyente. El ministro de Defensa, sin embargo, ha sostenido que el comunicado es "falso" y su colega de Interior ha señalado a Gulen --enemigo político del presidente, Recep Tayyip Erdogan-- como el 'cerebro' de la asonada, de acuerdo con 'Daily Sabah'.

 

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha llamado esta noche a la rebelión callejera contra el golpe de Estado declarado en Turquía. Erdogan ha declarado que se encuentra de regreso a Ankara --estaba de vacaciones con su familia en Bodrum, en el suroeste del país--, y ha pronosticado que la situación "se resolverá en poco tiempo", anunciando que los responsables "pagarán un alto precio ante los tribunales".
 

El primer ministro de Turquía, Binali Yildirim, ha informado este viernes de que un grupo de militares se ha sublevado para derrocar al Gobierno, por lo que ha dado órdenes de "hacer lo que sea necesario" para sofocar la intentona golpista. Yildirimi ha explicado que un grupo de militares "ha tomado ilegalmente las armas saltándose la cadena de mando". "De momento no podemos hablar de golpe de Estado. Es una revuelta", ha dicho en una intervención telefónica en la cadena turca NTV.

 

El 'premier' ha recalcado que "el Gobierno elegido por el pueblo turco sigue a cargo" y ha dado órdenes a las tropas leales de "hacer todo lo necesario" para poner fin a la sublevación militar. "Les castigaremos de la forma más dura", ha amenazado a los golpistas. Los medios de comunicación locales han informado de que aviones y helicópteros militares han sobrevolado Ankara y Estambul, las dos ciudades más importantes del país. En Ankara se han escuchado disparos, de acuerdo con testigos citados por Reuters. La agencia de noticias turca Dogan ha indicado que la Policía ha pedido a los agentes que vayan a las comisarías. Mientras, en Estambul, la Gendarmería ha cerrado al tráfico los puentes Bósforo y Fatih Sultan Mehmet, que cruzan el estrecho, en sentido Europa.