El disputado corazón de la Infanta Elena

 
Un año más, las celebrities de todo el mundo han parado sus agendas por una noche para celebrar Halloween, una fiesta que cada vez cuenta con más adeptos. Pero la semana más terrorífica del año ha dado para mucho más que para disfraces y looks imposibles. Comenzamos nuestro particular repaso a la Semana rosa.

Desde que en el año 2005 anunciara su separación de Jaime de Marichalar, a la Infanta doña Elena no se le ha conocido un nuevo amor pero esta semana no ha sido uno sino dos hombres los que han sido relacionados con la hija mayor de los Reyes de España.

El primero de ellos es Alfredo Fernández Durán, un conocido jinete de 48 años que desmintió rotundamente la noticia en exclusiva para los medios de Chance y el otro hombre relacionado con la Infanta es Ángel Villamor, traumatólogo de prestigio que hasta el momento no ha querido ni confirmar ni desmentir la información, algo que ha alimentado todavía más los rumores de una posible relación sentimental.

"Algo me han dicho en el trabajo de este tema", comentaba a Chance pero lejos de estas tímidas palabras, el sanitario no quiso hacer ningún tipo de declaración sobre el tema y se limitó a señalar que está "encantado" de conocer a la infanta y a su padre, ya que ha operado al Rey don Juan Carlos.

Sea como fuere, lo cierto es que la Duquesa de Lugo continua soltera y sin compromiso. Mientras, Casa Real tras los escándalos del último año ha preferido centrar la atención mediática en los Reyes y los príncipes de Asturias, quienes no paran de prodigarse entre las masas con el fin de hacer efectivo el tan necesario lavado de cara de la monarquía.

JAVIER BARDEM Y GWYNETH PALTROW TOMAN MADRID

Esta semana llegaba a España la nueva entrega del espía más famoso de todos los tiempos y como suele ocurrir en estos casos, los principales actores de la trama se trasladaron hasta nuestro país para promocionar la cinta.

Daniel Craig y su nueva chica Bond, Naomi Harris, atrajeron gran parte de las miradas y derrocharon grandes dosis de estilo británico tiñendo el aire de Madrid de una atmósfera muy british pero con ellos también estaba el 'malo, malísimo' de la película. El villano, el gran enemigo de Bond que no era otro que Javier Bardem.

Y por increíble que parezca, por primera vez en la historia de OO7 el villano derrotó al héroe. Tranquilos, no nos referimos a cuestiones cinematográficas pero sí a cuestiones mediáticas porque la llegada de Bardem a la première española causó toda una revolución entre la prensa, y es que nuestro actor más internacional volvía a casa.

Despojado del rubio platino que le caracteriza en la película, Javier Bardem llegó al pre-estreno de la película con la seguridad de aquel que sabe que cuenta con el apoyo de los suyos. Y es que no solo cientos de admiradores quisieron acompañar al guapo actor, sino que su madre, Pilar Bardem, y su cuñada, Mónica Cruz también quisieron estar junto a él.

Y sin marcharnos de la capital nos ocupamos de otra actriz muy internacional que, pese a no ser española de nacimiento, ha pasado a convertirse en una de nuestras 'hijas adoptivas' más queridas. Hablamos de Gwyneth Paltrow que realizó una visita expres a nuestro país para promocionar su nuevo perfume, Nuit pour femme.

En el casi perfecto castellano que le caracteriza, la mujer de Chris Martin explicó a los periodistas el por qué de su visita relámpago: "[Estoy solo un día porque] mis niños están en Londres, pero cuando estoy aquí estoy súper contenta". Además, la actriz contó que se siente "súper afortunada por tener mis hijos y a mi familia. Algo que he aprendido es que si quieres hacer algo, intenta hacerlo".

Y aunque nos haya dejado, sus admiradores españoles no deben desesperar porque muy pronto la tendremos de vuelta entre nuestras fronteras gracias a su nueva película que se rodará en el País Vasco: "Va a ser mi primera película en español con Carlos Saura y Antonio Banderas. Estoy muy emocionada por hacerlo, es la primera vez que hago una película en español", declaró.

JULIO JOSÉ IGLESIAS Y CHARISSE SE DESPIDEN DE SU SOLTERÍA

En unas horas escasas el hijo de Julio Iglesias abandonará la soltería para contraer matrimonio con su novia Charisse Verhaet y esta semana, además de los estresantes preparativos de última hora también ha habido tiempo para el ocio con una gran fiesta para despedir como se merece a la soltería.

Ésta tuvo lugar el pasado jueves en la discoteca madrileña de Gabanna, lugar al que se acercaron un reducido grupo de amigos de la pareja que quisieron acompañarles en una noche tan especial.

Así pudimos ver a rostros tan conocidos como el de Elena Tablada o Darek, que junto a personajes anónimos acompañaron a Julio José y a Charisse en su despedida de solteros conjunta.

Mientras tanto, el padrastro de Julio José, Miguel Boyer ha continuado con su rehabilitación para poder asistir junto a su mujer Isabel Preysler a la boda que se celebrará hoy sábado en Toledo.

Recordemos que el pasado mes de febrero, el marido de Isabel Preysler tuvo que ser ingresado de urgencia en una clínica madrileña a causa de un derrame cerebral del que afortunadamente se está recuperando muy satisfactoriamente.

Pero esta semana no solo celebramos bodas, ya que muy pronto podremos festejar el nacimiento de un nuevo bebé, el que tendrá la ex nadadora de natación sincronizada, Gemma Mengual.

Mengual confirmó la noticia el pasado sábado a través de su perfil de Twitter en donde escribió: "Estamos muy felices de comunicar que esperamos un niño que se llamará Jou. No hemos dicho nada hasta hoy por prudencia. Besos y gracias!".

Pero para la nadadora y su marido este no será su primer hijo, ya que hace dos años dieron la bienvenida a Nil, un niño que seguro que estará encantado de tener un hermanito con el que compartir juegos y alegrías.

Y de esta forma despedimos una semana muy intensa que como ya hemos dicho, ha estado marcada por la noche de Halloween, una noche en la que hemos disfrutado con sensuales disfraces como el de sirena de Kim Kardashian o el de gatita de Fergie y nos hemos aterrorizado con la imagen de David Bustamante vestido de Freddy Krueguer o los rostros de Paula Echevarría y Ariadne Artiles que, camufladas bajo cuidados maquillajes, se convertían en verdaderos zombies por una noche.