El director de los Mossos está convencido de que no se dispararon pelotas y dimitirá si sale una prueba "fehaciente"

El director general de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat, ha reiterado este martes que está "convencido" de que los antidisturbios no dispararon pelotas de goma el día de la huelga general en que Ester Quintana perdió un ojo, pese a la imputación de un subinspector y un agente por estos hechos.

BARCELONA, 26 (EUROPA PRESS)



En declaraciones a los medios en la presentación del libro 'La ira del fénix' de Rafa Melero, Prat ha afirmado: "Estoy convencido que nunca la Brigada Móvil ha disparado este tipo de proyectiles sin una orden superior, y puedo reafirmar con todo convencimiento que esa noche no di esa orden ni autoricé el uso de ese material".

Preguntado sobre si dimitirá tal y como dijo si se prueba que fue una pelota, ha puntualizado que afirmó que lo haría "si se podía corroborar con una prueba fehaciente de que fue una pelota de goma", algo que todavía se está dirimiendo, por lo que no se plantea abandonar el cargo.

"Estoy convencido de lo que me dicen los policías, que aquella noche no dispararon, y por lo tanto si después se me hubiera engañado porque sí que aparece la prueba de que se lanza una pelota" podría plantearse dimitir, ha indicado, aunque no solo porque el juez considere que es compatible con esa hipótesis porque no hay otra explicación.

Prat ha informado de que desde la Dirección General no se ha tomado ninguna medida cautelar contra estos agentes imputados ni se les ha abierto expediente y "continúan trabajando y desarrollando sus tareas con total profesionalidad".

Ha informado de que este martes ha hablado con ellos para interesarse por su estado anímico y ha valorado que "están fuertes y convencidos de lo que hicieron, que no dispararon ninguna pelota", ante lo cual cree que desde la Dirección General tienen que seguir reafirmando la confianza en ellos.

Preguntado sobre si ve injusta la imputación, ha asegurado que no y que con esta decisión judicial los Mossos podrán explicarse, ya que a su entender hasta ahora no han podido dar la versión del departamento, y ahora podrán plantear todas las cuestiones que pueden generar dudas y contrarrestar "esta falsa atribución hacia el cuerpo de Mossos como causantes de la lesión de Ester Quintana".

"Es un proceso que ya nos esperábamos. La pauta habitual de cualquier procedimiento de un juez de instrucción cuando estudia un caso como este", ha añadido Prat, que ha insistido en que ese día no se dieron las órdenes para lanzar este material y que ellos no dispararon ninguna pelota de goma.

Según el director de Mossos, a nivel interno se han visionado todas las imágenes de la red y de los medios de comunicación, se han revisado, y se ha hecho una investigación a nivel interno porque son "los primeros interesados en saber qué ocurrió".

Preguntado sobre por qué se imputa a un escopetero, ha indicado que supone que es porque si el juez cree que la lesión es compatible con el lanzamiento de una pelota "habrá pensado que el causante es un escopetero".