El denunciado, sí compareció

Imagen de los Juzgado de Ávila

El concejal de UPyD del Ayuntamiento de Las Navas, Santos Martín Rosado, sí compareció ayer en  los juzgados a declarar, aunque lo hizo con tiempo suficiente para que los medios no captaran su entrada. Se le acusa de un presunto delito de falsificación de documento mercantil y malversación de caudales públicos por parte de la concejal del PP Sonia Maganto Donpablo

En la mañana de ayer el juzgado de instrucción de Ávila finalmente tomó declaración a Sonia Maganto Donpablo, para ratificar su querella,  y a Santos Martín Rosado, como denunciante y denunciado en un delito de falsificación documental y malversación de caudales públicos.

 

La primera, Sonia, ratificó su querella a las 11,30 de la mañana, y lo único que dijo a su salida es que espera que se resuelva el asunto cuanto antes. Por su parte, Santo Martín, aunque no fue visto por el juzgado a la hora prevista de su declaración 12,30 horas, sí acudió a la citación, pero lo hizo tiempo antes para no ser captada su entrada por los medios que allí se encontraban. Sí se le vio a la salida, pero como ya había anticipado su formación política, no hizo ningún tipo de declaración.

 

Sonia Maganto Donpablo

 

Los hechos

 

Los hechos se remontan al año 2010 cuando supuestamente Santos Martín falsificó cinco cheques de 500 euros cada uno, de la cuenta de la Banda Municipal de Música, para apropiarse de ese dinero supuestamente para uso personal.

 

Desde el 11 de abril de 2008 hasta finales de mayo de 2011 Sonia Maganto era la Presidenta de la citada Banda de música, y Santos Martín, en su calidad de funcionario del consistorio, era el administrativo y el encargado de la contabilidad y tesorería.

Para poder realizar disposiciones de efectivo se necesitaba una firma mancomunada de una cuenta en la entidad Bankia. Pero lo hechos no se han descubierto hasta que abandonó el cargo, descubriéndose la existencia de disposiciones de fondos con un destino sin concretar.

Santos Martín

Concretamente se trata de cinco cheques, que llevan la firma de Santos Martín y otra que debería ser de Sonia Maganto, pero ella afirma en la querella presentada que no es su firma sino una falsificación.

 

Los cheques tienen fechas comprendidas entre el 21 de abril de 2010 y el 3 de enero de 2011, y fueron cobrados en efectivo por el demandado, sin justificar el destino de dichas cantidades.

 

En la querella presentada el 21 de mayo en el juzgado de instrucción se pide que se realice un informa pericial caligráfico para determinar quien firmó dichos cheques; además de las declaraciones del querellante y querellado.

 

A Santo Martín se le acusa de un delito de falsedad de documento mercantil, un delito continuado de malversación de caudales públicos y un delito continuado de apropiación indebida, aunque este último está prescrito.