El delegado informa a 23 alcaldes de la Moraña sobre la nueva Ley de Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio

Esta mañana ha tenido lugar en Fontiveros la primera reunión del delegado con alcaldes y concejales de la provincia para darles a conocer la nueva Ley y resolver las dudas que pueda generar. Próximamente el delegado mantendrá más reuniones con representantes municipales de la provincia.

Para esta reunión han sido convocados los representantes de Barromán, Bercial de Zapardiel, Bernuy-Zapardiel, Blasconuño de Matacabras, Cabezas del Pozo, Cantiveros, Castellanos de Zapardiel, Cisla, Collado de Contreras, Crespos, Flores de Ávila, Fontiveros, Fuente el Sauz, Gimialcón, Horcajo de las Torres, Madrigal de las Altas Torres, Mamblas, Moraleja de Matacabras, Muñosancho, Rasueros, Rivilla de Barajas, Salvadiós y San Esteban de Zapardiel.

 

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, Francisco José Sánchez Gómez, ha recordado a los alcaldes y concejales presentes que esta Ley es radicalmente defensora del municipalismo y que su objetivo es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y garantizar los servicios públicos, especialmente en el mundo rural.

 

La Ley de Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio fue aprobada el 24 de septiembre en las Cortes regionales y se publicó en el Boletín Oficial de Castilla y León el 1 de octubre. En estos momentos, la Junta de Castilla y León está trabajando en la definición del mapa de unidades básicas de ordenación y servicios en la provincia de Ávila, así como en el de las otras ocho provincias de nuestra Comunidad. Estas unidades básicas determinarán la prestación de servicios de la Junta en el medio rural de la Comunidad.

 

El estudio que elabore la Delegación Territorial será elevado a la Consejería de la Presidencia en el plazo de un mes. Posteriormente, este departamento lo analizará y, tras escuchar a la Diputación Provincial, elaborará una propuesta inicial de mapa y, por lo tanto, del conjunto de municipios que integrarán cada unidad básica. Esta propuesta será sometida a información pública, analizándose finalmente las alegaciones presentadas para formular una propuesta definitiva del mapa. Hay que destacar que la adaptación progresiva de los servicios rurales de la Junta de Castilla y León al mapa de unidades básicas de ordenación y servicios se realizará en un plazo de tres años.

 

En las próximas semanas el delegado territorial de la Junta en Ávila mantendrá nuevas reuniones con el fin de informar a todos alcaldes de la provincia.