El delegado del Gobierno se marca como reto lograr una "mayor presencia física" de la policía en la calle

Aboga por dar prioridad a los 200.000 parados en la región, pero sin "aparcar" los grandes proyectos
El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, además de servir de "puente" entre las distintas administraciones, se marca como un reto lograr una "mayor presencia física de la policía en la calle para que la gente se sienta más segura".

Ruiz Medrano, en declaraciones a Europa Press, entiende que tal medida contribuiría a mejorar unos resultados que en materia de seguridad se encuentran en un nivel ya de por sí muy elevado, "como así constatan todos los índices de delincuencia en comparación con el resto de comunidades autónomas" y cuyo mérito atribuye a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE).

"El objetivo es seguir mejorando mediante la coordinación entre la Policía Nacional y la Guardia Civil", insiste el delegado, consciente de que el número de efectivos siempre será inferior al deseado, y ello a pesar de que los miembros de las FCSE "van a seguir siendo prioritarios y la única excepción" de esa política de contención del Gobierno en lo concerniente a plazas de funcionarios.

Tras reconocer que aún está aterrizando en el cargo, que la propia ministra de Presidencia, la vallisoletana Soraya Sáenz de Santamaría, le avanzó personalmente por teléfono el día anterior a su aprobación por el Consejo de Ministros, Ruiz Medrano sí se ha mostrado partidario de que las distintas políticas y actuaciones del nuevo Ejecutivo de Mariano Rajoy, junto con las desarrolladas por el resto de administraciones en los ámbitos regional, provincial y local, centren sus esfuerzos en los cerca de 200.000 parados existentes en la Comunidad, sin que ello signifique renunciar a los grandes proyectos en infraestructuras aún pendientes.

Fiel al discurso ofrecido el pasado día 16 de enero en el acto de toma de posesión de su nuevo cargo, ha insistido en la necesidad de "crear ese marco de confianza y preocupación" para arropar a esos varios cientos de miles de desempleados en Castilla y León, las familias y los emprendedores, máxime en un año como 2012 que, según ha reconocido, va a ser "muy duro" y va a exigir la adopción de ajustes impopulares pero necesarios que permitirán "ver la luz al final del túnel".

"A Zapatero no se lo lleva la crisis"
Esa política de austeridad y ajustes es la que, como así advierte, el nuevo Gobierno se ve obligado a aplicar ahora como heredero de la inoperancia del anterior ejecutivo. "A Rodríguez Zapatero no se lo ha llevado la crisis, sino el no haber hecho en su momento un análisis realista de la situación para tomar las medidas oportunas. Si éstas se hubieran adoptado hace tres años, quizás la situación no sería tan grave".

Por ello, el delegado aboga por "priorizar" las medidas de índole económico, por encima incluso de aquellas reivindicaciones incluidas en el Estatuto de Autonomía, como las trasferencias de Justicia y la gestión de la Cuenca del Duero, sobre todo en el primero de los casos para que la Junta se garantice una dotación económica "suficiente" y el Estado, por su parte, sea "cauto en aras al equilibrio territorial" a la hora de efectuar dicho traspaso.

La misma filosofía, en su opinión, debería marcar las inversiones en las grandes infraestructuras comprometidas, fundamentalmente en materia de autovías, "lo que no significa que haya que dejar aparcados esos proyectos, sino que hay que medir fuerzas y priorizar otras necesidades".

Con respecto a la polémica suscitada sobre los aeropuertos y la supuesta inviabilidad de mantener abiertos cuatro en Castilla y León, Ruiz Medrano ha declinado pronunciarse sobre si el de Valladolid debería ser o no el único abierto en la Comunidad y, al respecto, ha emplazado al Ministerio de Fomento y Aena a que tomen una decisión con "criterios técnicos", pero, eso sí, "sin olvidar las distintas sensibilidades existentes en un territorio tan extenso".

León, primer destino institucional
Por coherencia con ese reconocimiento de la pluralidad de sensibilidades de Castilla y León, el nuevo delegado espera que los ciudadanos de cada una de las nueve provincias le vean como "un leonés más, un segoviano más, un burgalés más...que lo único que pretende es hacerles la vida más fácil y que intenta resolver sus problemas", de ahí su intención de iniciar un programa de visitas a cada una de ellas que, como así ha anunciado, tendrá como primer destino oficial la ciudad de León.

"Se están cuadrando las agendas, y si por mi fuera la visita sería esta próxima semana o a primeros de febrero", ha indicado Ruiz Medrano, quien durante su estancia en la capital leonesa tiene previsto reunirse con los representantes de las distintas administraciones, incluido el Procurador del Común, "para recoger sus sugerencias y reivindicaciones".

Presidencia del PP de Valladolid
Hasta hace unas semanas vicepresidente primero de las Cortes, puesto ahora vacante, Ruiz Medrano sigue ostentando sin embargo el cargo de presidente del PP de Valladolid, tarea que, según ha indicado, no tiene intención de dejar hasta la celebración del próximo congreso provincial que pudiera celebrarse a finales del próximo verano, posiblemente en septiembre.

"El cargo se puede compatibilizar, de hecho lo voy hacer y hasta entonces no va a haber problema alguno. Cuando llegue el próximo congreso estaré a disposición del partido y aceptaré lo que éste decida", ha asegurado el político popular.

Éste, quien se ha mostrado "encantado y orgulloso" de la nueva tarea encomendada al frente de la Delegación del Gobierno, ha elogiado el comportamiento de su predecesor en el cargo, el socialista Miguel Alejo, por la "normalidad y lealtad" con que se ha producido el traspaso de poderes, y el del todavía subdelegado del Gobierno en funciones en Valladolid, Cecilio Vadillo, y se ha mostrado confiado en que a mediados o finales de esta próxima semana se conozcan los nombres de los nueve subdelegados, quienes, entre otros requisitos, "deberán contar con un profundo conocimiento de su provincia, sensibilidad con sus problemas y una visión global de Comunidad".