El delegado de la Junta, primera voz 'proValdeón' en el seno del PP de Zamora

El delegado de la Junta en Zamora, reunido con representantes de la mancomunidad de Tierra del Vino.

Alberto Castro, relegado hace unos meses por Martínez Maíllo, contesta a Martín Pozo y muestra su descontento con las palabra de la coordinadora local. Cree que Valdeón ya ha asumido su responsabilidad al renunciar a sus cargos de vicepresidenta y consejera de empleo de la Junta.

El delegado de la Junta en Zamora, Alberto Castro, se ha convertido en la primera voz que dentro el PP de Zamora defiende a Rosa Valdeón. Todo un amago de cisma interno donde las crítcias, más o menos veladas, a la exalcaldesa y exvicepresidenta han sido unánimes, hasta el punto de que la coordinadora provincial y presidenta de la Diputación, Mayte Martín Pozo, ha pedido su dimisión también como procuradora en Cortes.

 

Castro ha mostrado este lunes su descontento por las declaraciones de este fin de semana de la coordinadora del PP en la provincia sobre Rosa Valdeón y ha indicado que le hubiese gustado que se hubiesen dado las mismas explicaciones en otros casos de error. Castro ha contestado así a la también presidenta de la Diputación, quien afirmó este domingo que Rosa Valdeón debería dejar todos sus cargos y asumir una responsabilidad "total y no parcial", tras ser retenida superando la tasa de alcohol al volante.

 

Ante estas declaraciones de Martín Pozo, Castro, que también es secretario del PP en Zamora, ha comentado que le hubiese gustado que se hubieran dado explicaciones en los órganos del partido en otros casos de errores cometidos. "Todos comentemos errores y todos los hemos cometido, también la propia coordinadora. Me hubiera gustado que esos errores se hubieran debatido en diferentes órganos de partido", ha subrayado en declaraciones a los medios de comunicación.

 

De este modo, el delegado territorial cree que Valdeón ya ha asumido su responsabilidad al renunciar a sus cargos de vicepresidenta y consejera de empleo de la Junta, y la ha descrito como una persona "valiente y coherente" a la que agradece todo el esfuerzo y trabajo por Zamora, y ha dejado claro no es el único que tiene estos sentimientos dentro del partido Alberto Castro ha explicado que "los partidos son entidades vivas y siempre hay simpatías".

 

No obstante, el delegado ha negado que pueda haber dos caras dentro del PP y ha insistido en que "lo que hay son diferentes sensibilidades, pero el partido es lo más importante y Rosa ha trabajado muy duro para Zamora, y siempre ha llevado las siglas por encima de su vida personal y asumió sus errores"

 

Para concluir, ha añadido que le hubiera gustado la misma rapidez de actuación en otros casos de error y no considera justo "poner el listón más alto para determinas personas", algo que, ha asegurado, personalmente le molesta.

 

Castro fue secretario del PP zamorano hasta hace unos meses, cuando Fernando Martínez Maíllo decidió reorganizar el organigrama interno provincial una vez fue nombrado secretario de organización a nivel nacional. Mayte Martín Pozo fue nombrada coordinadora y ocupó el sitio que había tenido el todavía delegado de la Junta.