El déficit del Estado sube un 30,6% hasta mayo

Se trata del 3,41% del PIB, lo que supone un aumento del 30,6% en comparación con la cifra del mismo periodo del año anterior
El Estado registró un déficit de 36.364 millones de euros hasta mayo, en términos de Contabilidad Nacional, el 3,41% del PIB, lo que supone un aumento del 30,6% en comparación con la cifra del mismo periodo del año anterior, según los datos ofrecidos hoy por la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás.

La cifra, que prácticamente roza el objetivo del 3,5% fijado para el conjunto del año, es consecuencia de unos pagos que se situaron en 68.072 millones de euros, un 1,7% más, mientras que los ingresos sumaron 31.708 millones de euros, lo que supone una caída del 4,2%.

Currás ha achacado el aumento del déficit al apoyo al resto de administraciones públicas, ciudadanos y empresas, y ha pedido que se compare el déficit en términos homogéneos. En esta variable, el saldo negativo del Estado se reduce al 2,38% del PIB frente al 2,56% registrado en el mismo periodo de 2011, lo que supone 2.146 millones menos.

En este sentido, la secretaria de Estado ha celebrado el descenso de la variable, y ha confiado en que se siga moderando en los próximos meses porque las medidas del Presupuesto aún no han tenido efecto.

En cualquier caso y a pesar de reconocer que la recaudación se está viendo afectada por el momento económico que vive España, "el peor" en términos macroeconómicos, Currás ha asegurado que la cifra registrada hasta mayo "se ajusta" a las previsiones presupuestarias.

Según Currás, el momento es "dificilísimo", aunque España cumplirá los objetivos fijados a pesar de que el Estado va "peor de lo que le corresponde" porque está apuntalando a las comunidades autónomas, que están registrando mejores cifras de lo esperado en los seis primeros meses del año.

Así, ha insistido más de una vez en que se cumplirán lo pactado con Bruselas y ha reconocido que esta semana será "clave" en seno de la UE porque se celebrará una cumbre "capital" para el euro, aunque no ha confirmado si el encuentro servirá para modificar los objetivos de déficit.

En cualquier caso, ha rechazado la idea de que la previsión de ingresos sea demasiado optimista y ha garantizado que el Gobierno estará "absolutamente atento" a todos los componentes de los Presupuestos, tanto en gastos como en ingresos.

"NO PODEMOS NI VAMOS A REALAJARNOS".

"No podemos ni vamos a relajar ningún esfuerzo de contención", ha subrayado, tras asegurar que el Gobierno seguirá con las reformas y las políticas de austeridad porque en algún momento empezarán a dar efectos.

En concreto, el déficit registrado hasta mayo está afectado por las transferencias de casi 9.000 millones a otras administraciones (5.176 millones a CC.AA.) y las devoluciones de impuestos superiores a lo que sería una campaña normal (1.600 millones más de lo habitual).

En términos de caja, una metodología contable que considera los ingresos y pagos que efectivamente se han realizado, el déficit de los cinco primeros meses suma 19.793 millones de euros, el 1,86% del PIB, aunque en términos homogéneos se reduce en 1.482 millones.

EL IRPF SUBE POR PRIMERA VEZ EN EL AÑO.

Entre enero y mayo, los ingresos no financieros del Estado sumaron 75.251 millones, un 0,1% menos. Los ingresos impositivos se elevaron a 66.320 millones, un 4,6% menos. En concreto, los impuestos directos aportaron 34.812 millones, un 1,2% menos, mientras que los indirectos generaron 31.508 millones, un 8,1% menos.

Por figuras impositivas, la recaudación de IRPF alcanzó los 30.124 millones, un 0,8% más, lo que supone la primera tasa positiva en lo que va de año gracias a la subida fiscal que puso en marcha el Gobierno. También ha influido positivamente el incremento de la recaudación por retenciones de capital mobiliario en un 13,6%.

Las retenciones sobre arrendamientos y fondos de inversión frenan su descenso debido a la evolución positiva de mayo, aunque siguen en tasas negativas del 1,7%y del 22,1%, respectivamente.

SOCIEDADES CAE UN 8% Y EL IVA BAJA UN 10,1%.

La recaudación del Impuesto de Sociedades cayó un 8% y sumó 3.572 millones, una "mala evolución" por la mayor agilización de las devoluciones y la menor recaudación por retenciones de los intereses de la deuda pública. Según Currás, en términos homogéneos, la recaudación de este impuesto crecería un 22,6%.

El IVA, por su parte, bajó un 10,1%, hasta 22.782 millones de euros por la acentuada atonía del consumo y al mayor esfuerzo en la realización de devoluciones, que han aumentado el 7,3% frente al año anterior.

Los ingresos por Impuestos Especiales bajaron un 2,8% hasta mayo y totalizaron 7.466 millones de euros por el acaparamiento de tabaco previo a la subida de tipos y precios y por el descenso del 7,2% en el Impuesto de Hidrocarburos, en línea con la caída de carburantes.

SUBEN LOS INTERESES DE LA DEUDA UN 32%.

Por su parte, los pagos no financieros ascendieron a 65.716 millones, lo que supone un incremento del 12% frente al mismo periodo de 2011 por el adelanto de transferencias a otras administraciones públicas, fundamentalmente a comunidades autónomas.

Todos los capítulos presentaron disminuciones menos los gastos de personal (+1,4%), los gastos por intereses (+32%) y los gastos de transferencias corrientes (+27,1%). Así, los pagos por gastos corrientes en bienes y servicios bajaron un 30,7% y los pagos destinados a financiar inversiones cayeron un 35,9%.