El cuerpo del niño de dos años hallado en una maleta en Oviedo presenta numerosas lesiones

El cuerpo del niño de unos dos años que fue hallado este lunes en una maleta en las vías del apeadero de Feve en La Argañosa por trabajadores de Adif que estaban realizando tareas de desbroce de maleza presenta numerosas lesiones, según la autopsia que apunta a una muerte violenta.

Además, el Instituto de Medicina Legal de Oviedo ha trasladado al Instituto de Toxicología de Madrid ADN del niño para estudiar si ingirió tranquilizantes o alguna otra sustancia tóxica y para lograr su identificación, según información de la Radio Televisión del Principado de Asturias (RTPA) recogida por Europa Press.

La Policía Nacional, que se ha hecho cargo del caso, sigue investigando para recabar pruebas que permitan conocer las causas de la muerte y la identidad al menor.

Según fuentes policiales, los operarios descubrieron el lunes la maleta camuflada bajo la vegetación. Al tocarla, vieron que dentro había algo en su interior envuelto en una especie de manta. Fue entonces cuando descubrieron el pie del menor.

Tras el inesperado descubrimiento avisaron de inmediato a Renfe, que dio el aviso al 112 y a la Policía Nacional, que se personó en el lugar. También acudió una comisión judicial, con el forense y el juez, para levantar el cadáver. El cuerpo no debía de llevar mucho tiempo en el lugar, dado que no existía descomposición del cadáver.