El CSD "no valora" absolución de Marta, pero recuerda que el pasaporte "es de obligado cumplimiento"

Subraya que en varias ocasiones, como el 'caso Mullera', manifestó sus discrepancias con el Comité de Disciplina de la RFEA.

El Consejo Superior de Deportes (CSD) ha afirmado que "no puede realizar valoración alguna" sobre la absolución de la exatleta Marta Domínguez por parte del Comité de Disciplina de la Real Federación Española de Atletismo (RFEA) de una supuesta vulneración de la normativa antidopaje formulada por la Federación Internacional (IAFF), pero ha recordado que las normas del pasaporte biológico son "de obligado cumplimiento".


En un comunicado, el CSD recordó que ante el fallo de dicho Comité de Disciplina Deportiva de la RFEA es un procedimiento disciplinario tramitado por la Federación Española de Atletismo por delegación de la IAAF y que "no puede realizar valoración alguna sobre una resolución cuyo contenido desconoce y que se halla al margen de sus competencias".

No obstante, el organismo presidido por Miguel Cardenal reiteró su compromiso con la "protección del deporte limpio y sus valores, y de los deportistas que quieren luchar en condiciones de igualdad". "Este compromiso incluye el cumplimiento de las normas internacionales que regulan la prevención y sanción del dopaje, en particular el Código Mundial Antidopaje, y las normas sobre pasaporte biológico en él incluidas", añadió.

En este sentido, señaló que, de igual forma que ha hecho esta semana - después de las dudas expresadas por el presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, el pasado lunes en el Foro Deporte en Clave- las normas sobre el pasaporte biológico "son de obligado cumplimiento para todos los que tienen competencias en esta materia: gobiernos signatarios del Código Mundial, comités olímpicos, federaciones deportivas y agencias antidopaje".

Al mismo tiempo, subrayó que la legislación antidopaje española "responde a las exigencias internacionales" en esta materia y contempla "expresamente" la validez del procedimiento del pasaporte biológico. "Ello exige no sólo el cumplimiento de tales normas, sino también el de los procedimientos de aplicación, las garantías científicas de su implantación, la validez de los comités científicos que los realizan, así como los instrumentos de impugnación a disposición de los deportistas", añade.

Igualmente, el Consejo dijo que las resoluciones del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), con base en Lausana (Suiza), confirmando la validez del pasaporte biológico son "plenamente asumidas y compartidas" por dicho organismo.

También expresó que ha manifestado "en varias ocasiones" sus "discrepancias" con los criterios adoptados por el Comité de Disciplina Deportiva de la RFEA en materia de lucha antidopaje como de disciplina deportiva.

Un ejemplo de esta disparidad de criterios fue el llamado 'caso Mullera', en el que el Comité de Disciplina Deportiva no abrió expediente al atleta catalán de 3.000 obstáculos Ángel Mullera, que fue apartado inicialmente de los Juegos Olímpicos de Londres por presunto dopaje por EPO, pero que acabó por disputarlos.

En este sentido, el CSD recordó que el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) señaló: "el panel arbitral desea expresar en los términos más claros que su intención no es condonar la conducta inapropiada del señor X. El intercambio de emails preguntando como doparse y cómo escapar de los controles golpea en pleno al corazón de la lucha contra el dopaje. El señor X debe considerarse extremadamente afortunado por beneficiarse de los procedimientos impropios usados por la federación española de atletismo (RFEA) y de la laguna en los criterios de la selección de la RFEA".

Por último, el Consejo Superior de Deportes aseguró que "no ahorrará ningún esfuerzo" para que la lucha antidopaje sea una realidad incuestionable y aceptada por todas las instituciones para garantizar y proteger a los deportistas que quieren competir en igualdad de condiciones. "Es nuestra responsabilidad y nuestra obligación", concluye la nota.