El Cristo de Medinaceli exalta el fervor de los fieles abulenses

Procesión de Medinaceli - Ávila 2014
Ver album

Incomparable marco el de las murallas de Ávila para el desfile del Cristo de Medinaceli, que procesionó la pasada noche junto a San Pedro Llorando,  el Nazareno del Perdón, El Calvario, la Virgen del Mayor Dolor, el Cristo Yacente y  la Virgen de las Lágrimas, acompañados por numerosos abulenses emocionados ante el paso de uno de los desfiles más esperados de la Semana Santa en Ávila.

Esta procesión, compuesta por siete pasos: el Cristo de Medinaceli, San Pedro Llorando,  el Nazareno del Perdón, El Calvario, la Virgen del Mayor Dolor, el Cristo Yacente y  la Virgen de las Lágrimas, partió de la catedral abulense a las 21 horas y recorrió la Plaza de la Catedral, calle Tomás Luis de Victoria, Plaza de Zurraquin, Plaza del Mercado Chico, calle Vallepin, calle Ramón y Cajal, Plaza de Concepción Arenal, Ronda Vieja, Avenida de Portugal, calle  San Segundo,  para concluir en el punto de partida, acompañados por la Banda de Cornetas y Tambores de Jesús Atado a la Columna, y la de la Oración del Sepulcro y la Vera Cruz, ambas de Medina del Campo.


Organizado por la Archicofradía de la Real e Ilustre Esclavitud de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Medinaceli, que vestía túnica morada con cíngulo amarillo, capa oro viejo y capucho morado con cruces trinitarias, este desfile salió por primera vez en procesión en 1948 y en los años siguientes fue incorporando diferentes pasos hasta un número de siete. Desde 1989 ha vuelto a procesionar el martes Santo.