El Cristo de los Gitanos sí pudo salir y no defraudar a sus fieles

Procesión del Santísimo Cristo de Medinaceli
Ver album

Las murallas de la capital abulense sirvieron de incomparable marco para el desfile del Cristo gitano de Medinaceli en la procesión del mismo nombre en la que también procesionaron en la noche de ayer las tallas de San Pedro Llorando, Nazareno del Perdón, Calvario, Virgen del Mayor Dolor, Cristo Yacente y Virgen de las Lágrimas

La lluvia de la tarde no impidió que el Cristo de los Gitanos saliera a la calle acompañado de San Pedro Llorando, el Nazareno del Perdón, el Calvario, la Virgen del Mayor Dolor, el Cristo Yacente y la Virgen de las Lágrimas, acompañados todos de sus fieles devotos.

 

Esta procesión, partió de la catedral abulense a las 21 horas y recorrió las calles Tomás Luis de Victoria, Plaza de Zurraquín, Mercado Chico, Vallespín, Ramón y Cajal, Plaza de Concepción Arenal, Ronda Vieja, Avda. de Portugal y San Segundo para concluir en el punto de partida.

  

   Este desfile salió por primera vez en procesión en 1948 y en los años siguientes fue incorporando diferentes pasos hasta un número de siete. Desde 1989 ha vuelto a procesionar el martes Santo.