El Cristo de los afligidos se quedó a las puertas de La Santa

El Cristo de los Afligidos y a Nuestra Señora de la Paz a las puertas de la Iglesia de La Santa

Por primera vez en 16 años los cofrades del Cristo de los Afligidos no pudieron procesionar en la tarde de ayer debido a la lluvia. Las siete lecturas del Vía Matris se realizaron dentro del templo, y los anderos tan sólo puedieron portar a su Cristo y a Nuestra Señora de la Paz hasta las puerta de La Santa, donde les esperaban los fieles paraguas en mano.

Tristeza ayer en la Cofradía del Cristo de los Afligidos, que desde su fundación hace ya 18 años, y 16 procesionando, por primera vez no pudieron realizar el Vía Matris por el centro de la capital.

 

Esperanzados esperaban a que dejara de llover y poder hacer el recorrido, aunque las siete lecturas del Vía Matris ya las habían realizado dentro de la Iglesia de La Santa. Media hora más tarde, con una lluvia áun más intensa, la Junta Directiva decidió no salir.

 

En honor a los fieles que se congregaban a la puertas, los 24 anderos portaron al Cristo de los Afligidos y la Nuestra Señora de la Paz hasta la salida del templo acompañados por los acordes musicales de la Banda del Amarrado.

 

La climatología no acompañó así a la inauguración de la Semana Santa abulense, ni a estos cofrades que además este año estrenaban hábito, pues 30 de ellos incorporaban capuchón marrón por primera vez a las túnicas. Tampoco estuvieron acompañados este año por las reclusas de la cárcel de Brieva, a las que se les había denegado el permiso de salida.

 

Iglesia de La Santa  - Cofradía del Cristo de los Afligidos