El coste neto por trabajador en Castilla y León asciende a 27.647 euros, un 10% menos que la media nacional

En España, el coste bruto por trabajador alcanzó los 30.844,5 euros el año pasado, con un descenso anual del 0,2% respecto al ejercicio 2012.

El coste neto que tuvieron que pagar las empresas por cada trabajador en 2013 ascendió a 30.686,7 euros, un 0,1% más que en el año precedente, según la Encuesta Anual de Coste Laboral elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

En el caso de Castilla y León, el coste neto por trabajador es un 10% inferior, con 27.647 euros al cierre del año 2013, mientras que el bruto ascendió a 27.766 euros por cada trabajador.

  

Si se tienen en cuenta las subvenciones y deducciones públicas, que ascendieron a 157,78 euros en 2013, el coste bruto por trabajador alcanzó los 30.844,5 euros el año pasado, con un descenso anual del 0,2% respecto al ejercicio 2012.

  

El 73,4% del coste bruto lo constituyeron sueldos y salarios, por un importe de 22.653,5 euros por trabajador, mientras que las cotizaciones a la Seguridad Social representaron el 22,4% del total, hasta 6.897,1 euros.