El copiloto buscó en su ordenador formas de suicidarse y estudió medidas de seguridad

 Andreas Lubitz

Información sacada del historial de su ordenador. 

El historial de búsqueda por Internet registrado en los ordenadores del copiloto del vuelo siniestrado de Germanwings Andreas Lubitz revela que buscó formas de suicidarse en los días previos al siniestro, así como información sobre el cierre de las puertas de cabina y sus de medidas de seguridad correspondientes.

 

Lubitz seguía un tratamiento contra la depresión, la ansiedad y los ataques de pánico y tenía problemas de visión, por lo que estaba de baja médica, según ha revelado el diario alemán 'Bild'.

 

Además, el rotativo germano asegura que el copiloto había buscado ayuda médica para solucionar un problema de visión que arrastraba desde un accidente de coche que sufrió en 2014.

 

Por todas estas dolencias, el joven de 27 años estaba de baja médica. Los facultativos sabían que eran piloto de Germanwings, pero Lubitz les ocultó deliberadamente que, a pesar de su estado de salud, seguía volando, cuenta el 'Bild'.