El consumo de tabaco ilegal en España se triplica desde 2010

Estanco
El consumo de tabaco falsificado y de contrabando en España se ha triplicado desde 2010 a 2012, pasando de una cuota de mercado de 2,5% al 7,5%, según datos extraídos del estudio 'Project Star 2012' que KPMG realiza anualmente para Philip Morris International.



MADRID, 29 (EUROPA PRESS)



En España, la venta de tabaco legal pasó de los 72.000 millones de cigarrillos vendidos en 2010 a los 53.000 millones de 2012, lo que representa una disminución del 27%.

El consumo ilegal de tabaco el año pasado en Europa alcanzó 65.500 millones de cigarrillos, cantidad equivalente a la suma de todo el mercado legal de Francia y Portugal.

La cuota media de tabaco ilegal en Europa alcanza ya el 11%, y una pérdida estimada de recaudación fiscal de 12.500 millones de euros el pasado año. Así, en los países del Sur de Europa (España, Grecia, Italia y Portugal) se ha triplicado desde 2008, desde el 2,4% al 8,5% en 2012.

El director de asuntos corporativos de Philip Morris Spain, Javier Figaredo, aboga por actuar para evitar que el tabaco ilegal siga aumentando. "Es necesario que el sector y el regulador actuemos para frenar esta actividad con una estrategia integral y coordinada dentro de la UE y sus estados miembros", afirmó.

"En medio de una grave crisis económica, el tabaco ilegal continúa afectando negativamente a Europa, en su conjunto costando miles de millones de euros en impuestos, e impactando gravemente en el sector", señaló.

PREOCUPACIÓN EN ESPAÑA POR LOS 'ILLICT WHITES'

Por otro lado, las tabaqueras muestran su preocupación en España por el crecimiento exponencial en los últimos años de los denominados 'illict whites', cigarrillos de marcas no comercializadas legalmente en España que son producidos fuera de la UE para ser mercancía de contrabando en la propia UE.

España se ha convertido en uno de los países de Europa con mayor índice de crecimiento de este tipo de tabaco, superior a un 30%. Una tendencia que se nota también en Europa, ya que representan aproximadamente una cuarta parte de la venta de tabaco ilícito.

Los expertos coinciden en que el mercado ilegal de tabaco aviva el crimen organizado y perjudica a las economías. Philip Morris reconoce que está colaborando "estrechamente" con las autoridades en la puesta en marcha de programas y actividades que ayuden en la batalla contra el comercio ilícito del tabajo.

Los últimos cuatro años, coincidiendo con la crisis de la economía española, el sector ha perdido ventas significativamente, al pasar de los 4.068 millones de cajetillas comercializadas en 2009 a las 2.672 millones de cajetillas de 2012, lo que representa un descenso del 34,3% en el periodo 2009-2012.

El desplome de 2011 fue el más importante, con una caída del 16,7%, hasta 3.015 millones de cajetillas. En 2012 el retroceso fue del 11,4%, hasta los 2.672 millones de cajetillas.