El Consejo Rector de Caja Rural CLM se reúne por vez primera en Ávila

El órgano de gobierno al que corresponde la alta gestión y representación de la Caja se trasladó hasta la capital abulense, provincia donde sólo en 2015 la Entidad ha abierto nueve puntos de venta, lo que corrobora su implicación con el territorio.

El Consejo Rector de Caja Rural Castilla-La Mancha celebró por vez primera en su historia una reunión en Ávila, provincia en la que cada vez la cooperativa de crédito está adquiriendo mayor cuota de negocio e implantación.

 

Con motivo del Plan de Expansión que está acometiendo la Entidad, sólo durante 2015 se han abierto en Ávila nueve oficinas, en concreto las ubicadas en Arevalo, El Hoyo de Pinares, Fontiveros, Casillas, Arenas de San Pedro, Burgohondo, Solosancho, La Adrada y Madrigal de las Altas Torres.

 

Actualmente, Caja Rural Castilla-La Mancha cuenta con 20 puntos de venta en toda la provincia abulense, desde que en 1997 inauguró su primera oficina en Candeleda, consolidando así su presencia en las tres comunidades autónomas del territorio español donde opera.

 

Convenios para contribuir al desarrollo abulense

 

Como prueba de la implicación de la Caja en Ávila y sus compromiso por proporcionar servicios financieros y sociales, en 2015 ha suscrito convenios con asociaciones como Asaja-Ávila, por importe de 30 millones de euros, para facilitar liquidez a los socios de la organización, especialmente a los más jóvenes, y también para contribuir a la modernización de explotaciones; con el Ayuntamiento de Ávila, mediante una operación de tesorería para dotarle de liquidez y contribuir a impulsar la dinamización de la ciudad; y con múltiples Consistorios de la provincia a través de un acuerdo con la Diputación abulense y el Organismo Autónomo de Recaudación (OAR), por importe de 13 millones de euros para facilitar a los ayuntamientos abulenses el adelanto de la recaudación de sus impuestos.

 

Todas estas operaciones se enmarcan dentro de la estrategia permanente de Caja Rural Castilla-La Mancha de apoyar a las Administraciones Públicas y aportarles liquidez con vistas a dinamizar la actividad económica, generar riqueza y empleo y servir al tejido productivo y a los ciudadanos, así como su apuesta por el desarrollo de su tejido social y el bienestar de los abulenses.