El Consejo Consultivo declara irregular la encomienda de gestión del alumbrado público de Piedralaves al SOMACYL

El dictamen del organismo regional da la razón a Izquierda Unida y Partido Socialista, que en mayo reclamaron un informe de Intervención ante la posible vulneración de la Ley de Contratos.

El Consejo Consultivo de Castilla y León ha dado la razón a los grupos municipales de Izquierda Unida y el Partido Socialista de Piedralaves en su advertencia sobre la ilegalidad de la encomienda para la gestión del alumbrado público que el Partido Popular pretendía contratar con SOMACYL, Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León.

 

Según el informe emitido recientemente por el Consejo Consultivo de Castilla y León, la encomienda a SOMACYL no es posible al no considerarse un medio propio del Ayuntamiento de acuerdo a la Directiva 2014/24 UE. "SOMACYL no reúne los requisitos para ser medio propio e instrumental para poder llevar a cabo la prestación de servicios energéticos sobre las instalaciones del alumbrado público en la ciudad de Piedralaves", señala este informe.

 

Este dictamen se produce a raíz de las advertencias que en su momento la oposición puso sobre la mesa ante la posible vulneración de la Ley de Contratos del Sector Público en un proceso "marcado por las prisas del Equipo de Gobierno del Partido Popular, que incluso llegó a convocar un pleno extraordinario para su aprobación" recuerda Mónica Martínez, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Piedralaves.

 

El convenio se presentó en la Comisión de Obras del pasado 23 de mayo y según IU tenía "muchos puntos perjudiciales para la localidad y sus vecinos". El contrato, de una duración de 12 años, obligaba al Ayuntamiento de Piedralaves a pagar una cuota anual de 80.932,13 euros, más un incremento del 2.4% anual, a cambio de la mejora integral, el aumento de la eficiencia energética y la gestión energética de las instalaciones de alumbrado público del municipio.

 

Un convenio "que pese a lo sostenido desde las filas populares, no suponía ningún ahorro real al municipio pero sí proporcionaba unos ingresos suculentos a la administración autonómica a través de SOMACYL y en contra de los intereses de los piedralaveños".

 

Por este motivo los grupos municipales de Izquierda Unida y Partido Socialista registraron la solicitud de un informe de Intervención del Ayuntamiento de Piedralaves para que "analizase si el Convenio entre la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (SOMACYL) y el Ayuntamiento de Piedralaves tenía encaje legal en la actual normativa".

 

Para Mónica Martínez "el Consejo Consultivo de Castilla y León pone en evidencia el proceder del Partido Popular, evidentemente más interesados por otras cuestiones que los intereses de los piedralaveños y la localidad". 

Noticias relacionadas