El consejero de Sanidad acata la condena al Sacyl por la muerte de un paciente en Ávila

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha defendido la actuación del servicio de Emergencias y la "normalidad" en la mayoría de actos asistenciales pese a la condena a Sacyl a pagar por la muerte de un paciente en Ávila por la defectuosa asistencia prestada, aunque ha asegurado que acata la sentencia.

El consejero se ha expresado así en referencia a una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que condena al Sacyl y a la aseguradora Zurich a indemnizar con 24.800 euros a los familiares de un paciente fallecido en enero de 2006 como consecuencia de la defectuosa asistencia sanitaria prestada por el Servicio de Emergencias de Ávila.

 

A este respecto, ha señalado que el Tribunal ha estimado que la atención podía haber sido más rápida y más adecuada, aunque acatan y cumplirán.

 

CASO EXCEPCIONAL

 

   El consejero ha circunscrito la sentencia a un contexto en el que se producen "millones" de actos asistenciales y a veces los tribunales aprecian "que se podían haber hecho mejor las cosas". En este caso se establece que la probabilidad de supervivencia de este paciente era "muy limitada" pero que aún así la oportunidad de haber actuado con mayor rapidez hace que hayan puesto esta obligación de respuesta patrimonial a la familia, ha explicado Sáez Aguado.

 

   En este marco, ha añadido que estas cuestiones son siempre "muy discutibles" porque se dispone de "muy buen" sistema de urgencias y emergencias sanitarias y la apreciación de los operadores médicos, que tienen experiencia suficiente, "fue la que fue".

 

   El titular castellanoleonés de Sanidad ha asegurado que confían en ese trabajo y experiencia de este personal, "pero cuando hay miles de actos todos los días, la valoración de si se podía haber hecho con más rapidez a posteriori es más sencilla".

Noticias relacionadas