El Congreso urge al Gobierno a invertir el 3% del PIB en I+D+i para 2020 en un Pacto de Estado por la Ciencia

Científico, laboratorio, microscopio
El Pleno del Congreso de los Diputados urge al Gobierno a garantizar una inversión en I+D+i en un Pacto de Estado por la Ciencia, que permita converger con el objetivo europeo del 3 por ciento del PIB en 2020, para reducir las distancias con los demás líderes europeos y asegurar el impulso de la investigación y la generación de conocimiento, mediante el apoyo estable a los equipos punteros y a los proyectos de innovación de máxima calidad.
MADRID, 26 (EUROPA PRESS)



Se trata de una de las propuestas de resolución presentadas por el PP al Debate sobre el estado de la Nación, pactada con CiU, y que ha recibido también el respaldo de PNV, UPyD, Coalición Canaria y UPN.

En cambio, el PSOE, BNG y Geroa Bai se han abstenido en la votación. Mientras, la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) y ERC han votado en contra de la misma.

El PP, que cuenta con mayoría absoluta en el arco parlamentario, ha rechazado el resto de propuestas de resolución presentadas por la oposición, por lo que no han salido adelante, y en las que pedían que la financiación de la I+D+i volviera a los niveles anteriores de la coyuntura económica.

Igualmente, en este Pacto de Estado por la Ciencia se propone el fomento de la innovación empresarial, favoreciendo para ello la fiscalidad a través de una reforma del incentivo por las inversiones en innovación, implantando a su vez un sistema de devolución en el crédito fiscal cuando éste no haya podido compensarse.

De igual forma, se quiere mejorar la gestión de las ayudas destinadas a la investigación y a la innovación, mediante la definición de nuevos procedimientos administrativos para una "más eficaz y eficiente" gestión de las actuaciones de I+D+i, financiadas por el Estado, como de los recursos presupuestarios, agilizando la resolución de convocatorias y la transferencia de fondos a los beneficiarios disminuyendo las cargas administrativas.

Además, se propone garantizar la dotación de capital humano altamente cualificado al sistema CTI, apoyando los programas de ayudas que favorezcan la incorporación y estabilización del talento.

Implementar un sistema de evaluación y seguimiento, amparados en principios internacionalmente validados y transparentes basados en comités de evaluación entre pares, así como el seguimiento de resultados e impactos de las actuaciones ejecutadas con fondos públicas, es otro de los puntos que el PP ha promovido dentro de este Pacto de Estado por la Ciencia.

MEJORAR LA COMPETITIVIDAD

El PSOE, por su parte, planteaba una estrategia de mejora de la competitividad de la economía española, a través de una política general de estímulo a la I+D que, además, se refuerce en la sanidad y la investigación biomédica, el sector agroalimentario, las empresas con mayor potencialidad exportadora, las renovables o industrias culturales, entre otros sectores.

Asimismo, deseaba que se declarase "estratégico" el Sistema español de Ciencia, Tecnología e Innovación, como "instrumento imprescindible" para el cambio de modelo productivo basado en el conocimiento.

En coherencia, quería que el Gobierno garantizase el carácter prioritario de la innovación y definiera las previsiones presupuestarias necesarias en el Plan Estatal, recientemente aprobado en Consejo de Ministros, para alcanzar en términos de inversión pública por PIB, la convergencia con la media de la UE en el periodo del plan.

De hecho, planteaba que en el Congreso de los Diputados se crease un grupo de trabajo con el fin de que, tras las audiencias pertinentes de representantes sociales, de empresas de la comunidad científica y otros sectores implicados, se procediera al necesario análisis, debate y ratificación de los documentos aprobados por el Gobierno, el citado Plan estatal, así como la Estrategia española de Ciencia y Tecnología 2013-2020.

Desde el PNV, se recogía en una de sus propuestas de resolución al Debate sobre el estado de la Nación instar al Ejecutivo a recuperar "lo antes posible" los niveles de inversión en I+D+i anteriores a la crisis económica.

Como inicio de este camino, los nacionalistas vascos proponían la ampliación de los créditos presupuestarios en este mismo ejercicio por importe de 2.000 millones de euros, con cargo a las reasignaciones de otras partidas menos prioritarias.

Según argumentan, la actual crisis la nueva caída en la inversión en I+D prevista en 2013 sitúa el esfuerzo en ciencia y tecnología por debajo de los 6.000 millones de euros al año, similar a 2005.

"El Gobierno nada a contracorriente y se pone de manifiesto la urgencia de impulsar la innovación y la I+D, ahora más que nunca, como pilares de un necesario nuevo modelo productivo de la economía, tal y como están haciendo los principales países del entorno", indica el PNV.

Por su parte, la Izquierda Plural proponía un incremento de la inversión en innovación y desarrollo hasta los niveles previos a la crisis, dejando este sector al margen de la tasa de reposición del 10% y permitiendo que pueda incrementarse personal suficiente.