El Congreso gastará 72.600 euros en comprar mesas, sillones, lámparas o pizarras

Leones del Congreso de los Diputados

El Congreso de los Diputados ha publicado un contrato por procedimiento negociado sin publicidad para comprar quince mesas de despacho, 28 sofás, tres armarios roperos y otro mobiliario para sus instalaciones de la Carrera de San Jerónimo en Madrid.

La intención es pagar un máximo de 59.982 euros (más IVA) por la compra de quince mesas de trabajo con su ala individual, su cajonera y su lámpara; 26 sofás de dos plazas negros, un sofá de tres plazas beige, otro de una plaza negro, tres armarios roperos, diez mesas de reuniones redondas, 39 sillas, diez pizarras magnéticas con borrador y rotuladores autoborrables, diez corchos y una docena de estores.

Estas piezas deberán tener un diseño "funcional" y adecuarse a los armarios y librerías ya instalados, que están fabricados en madera de roble precompuesto. Además, los licitadores tendrán que acreditar que la madera que utilizan no proceden de talas ilegales mediante el correspondiente certificado.

LA CALIDAD CUENTA

De hecho, el Congreso ya avisa de que valorará "especialmente" que la distribución de los espacios sea "versátil y operativa" y que "asegure la compatibilidad estética, de materiales y dimensional" de los diversos elementos, teniendo en cuenta la "ergonomía, estética y seguridad" de los distintos muebles.

Es más, en los propios pliegos de condiciones se señala que en el reparto de los 50 puntos de la oferta técnica se tendrá en cuenta, por ejemplo, el uso de materiales de calidad superior como cuero, piel o maderas macizas; que las partes metálicas estén hechas de aleaciones que "alarguen la vida del mobiliario" o que se pueda elegir entre diferentes acabados y colores sin coste adicional.

La reducción del plazo de entrega, la ampliación de la garantía, los mayores plazos para cambios y devoluciones, y la existencia de mayor número de distribuidores y puntos de venta de repuestos también serán factores a considerar, mientras que en la oferta económica se dará 50 puntos a la mejor propuesta y cantidades proporcionalmente inferiores al resto.

El contrato, que no entrará en vigor antes del 1 de abril, prevé también un plazo de suministro máximo de un mes desde la firma, e incluye en el coste total tanto el suministro como el transporte, descarga, traslado e instalación de todos los muebles.

CALEFACCIÓN PARA SUS SEÑORÍAS

Por otra parte, el Congreso también ha convocado un concurso por procedimiento abierto para adjudicar el contrato de reforma e instalación del sistema de producción de calor en Palacio y los cuatro edificios que tiene en la Carrera de San Jerónimo, así como para implantar otras medidas de ahorro y eficiencia.

El objetivo de estos trabajos debe ser conseguir un sistema de calefacción que ahorre costes económicos y medioambientales relacionados con el funcionamiento de las instalaciones, y para ello la Cámara Baja está dispuesta a gastar un máximo de 859.900 euros, IVA incluido.

En el contrato se incluye tanto la mano de obra como el suministro de nuevas calderas, grupos de motor bomba, contadores de calorías, cuadros eléctricos y aparamenta, e instalaciones de distribución de gas.

En total, el adjudicatario tendrá un plazo máximo de dos meses desde la firma del contrato --prevista para el 1 de mayo próximo-- para llevar a cabo todos los trabajos, durante los que deberá garantizarse la climatización del recinto y que no podrán interferir con la actividad parlamentaria "sin que ello pueda suponer coste alguno".

Por eso, antes del inicio de los trabajos deberá presentarse un programa de ejecución. Además, el Congreso advierte de que no dará más puntos a quienes oferten reducciones de los plazos, ya que considera que dos meses son el tiempo "viable" para este proyecto, aunque si algún licitador cree que puede realizarlo en menos tiempo debe saber que será "de cumplimiento obligatorio" y que posteriormente no podrá optar a prórrogas.