El Congreso culmina mañana la tramitación de la Ley de declaración del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama

Se trata de una normativa que declara el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, con una superficie de 33.960 hectáreas pertenecientes a las comunidades autónomas de Madrid (21.714 hectáreas) y de Castilla y León (12.246 hectáreas), dado que, según estudios científicos "dicho espacio reúne las condiciones y características que la Ley de 2007 de la Red de Parques Nacionales exige para su incorporación a la misma"

El Congreso de los Diputados culminará este jueves la tramitación parlamentaria de la Ley de declaración del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, con la aprobación previsible de una enmienda pactada por todos los grupos del Senado.

 

   Eso sí, la normativa no cuenta ni con el beneplácito de los grupos de la oposición, ni con el de ecologistas y sindicatos, que se quejan de que esta ley deja muchos 'flecos sin resolver' y zonas sin proteger.

 

   Fue a finales de marzo cuando la ley superó su primer trámite parlamentario en la Comisión de Medio Ambiente del Congreso de los Diputados con el apoyo de PP y de CiU; mientras que PSOE, UPyD y el PNV se abstuvieron en la votación, a la vez que la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) y Compromís-Equo no la respaldaron.

 

ÚLTIMO PASO EN EL SENADO

 

   Ya en el Senado, el pasado 5 de junio, CiU prefirió abstenerse en la votación y la normativa salió adelante con el único voto a favor del PP. El resto repitieron la votación del Congreso.

 

   Así, es ahora la Cámara Baja la que da luz verde este jueves a la enmienda transaccional respaldada por todos los grupos de la Cámara Alta y por la que se introduce una disposición adicional nueva, de aprovechamientos compatibles en el área de especial protección, que abre la puerta a los usos tradicionales en la zona de especial protección si así lo decide el Plan Rector de Uso y Gestión que, sin esta modificación, no podrían realizarse.

 

   Con la aprobación de esta ley se culmina también la propuesta de declaración de Parque Nacional aprobada por las asambleas legislativas de Madrid y Castilla y León, y que comparte igualmente el Consejo de la Red de Parques Nacionales. Una vez supere el trámite se convertirá en el Parque Nacional número 15 de España.

 

CASI 34.00 HECTÁREAS DE PARQUE

 

   Se trata de una normativa que declara el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, con una superficie de 33.960 hectáreas pertenecientes a las comunidades autónomas de Madrid (21.714 hectáreas) y de Castilla y León (12.246 hectáreas), dado que, según estudios científicos "dicho espacio reúne las condiciones y características que la Ley de 2007 de la Red de Parques Nacionales exige para su incorporación a la misma".

 

   En concreto, la declaración de Parque Nacional significa la elevación de los niveles de protección que por razones ambientales dispone ya la Sierra del Guadarrama y, dentro de su ámbito físico, se encuentran los sitios naturales de interés nacional declarados en los años 30, de la Cumbre, Circo y Lagunas de Peñalara, de la Pedriza del Manzanares y el Pinar de la Acebeda.

 

   Además, y con un ámbito que excede al del nuevo Parque Nacional, coexisten otros regímenes de protección ambiental, nacionales y comunitarios, "de los que sin duda el Parque se beneficiará". Éste es el caso, en la vertiente madrileña, del Parque Natural de la Cumbre, Circo y Lagunas de Peñalara, y del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, y en la vertiente segoviana, del Parque Natural de la Sierra Norte de Guadarrama.

 

   "Seis espacios de la Red Natura 2000 están situados en el Parque Nacional, y en el sector madrileño, gran parte del territorio se encuentra dentro de la Reserva de Biosfera de la Cuenca Alta del Manzanares declarada por la UNESCO. Por último, los Humedales del Macizo de Peñalara están incluidos en la lista de humedales de importancia internacional del Convenio de Ramsar", defiende el texto normativo.

 

RECONOCIMIENTO DE ESPECIES y ZONA DE PROTECCIÓN  

 

   También se reconoce en este espacio la proporción y singularidad de especies. Además de la presencia significativa de endemismos de flora y fauna, y las emblemáticas Águila Imperial Ibérica, Buitre Negro y Cigüeña Negra, destaca en el proyecto de ley el elevado porcentaje de especies censadas en España con un total del 40% de la herpetofauna, el 39% de las aves y el 49% de los mamíferos.

 

   Aparte, reconoce los pinares de 'Pinus Sylvestris' de reconocido valor ambiental, los sistemas naturales de origen glaciar y preglaciar, los humedales y lagunas de alta montaña, o los sistemas naturales de quijigares y melojares, poco respresentados en la Red de Parques Nacionales.

 

MONTES MATAS Y PINAR DE VALSAÍN

 

   Una de las aportaciones incorporadas al texto legislativo más criticada se produjo en el Congreso, y por parte del PP, relativa a Los Montes Matas y Pinar de Valsaín, propiedad del Organismo Autónomo Parques Nacionales, que mantendrán su modelo de administración por parte del citado organismo y quedarán incluidos en la zona periférica de protección.

 

   En caso de que la actividad forestal y la tala comercial sea abandonada, en la totalidad o parte de los territorios de los Montes de Valsaín, se propondrá la incorporación de estas áreas al parque nacional siguiendo el procedimiento de ampliación previsto en la normativa vigente.