El Congreso convalida la Reforma Laboral con 197 votos a favor y se tramitará como proyecto de Ley

Se abrirá un primer plazo de enmiendas a la totalidad, que debería ir acompañada de un texto alternativo, y parciales.

El Congreso de los Diputados ha convalidado el Real Decreto de reforma laboral que garantiza mayor flexibilidad a la hora de fijar salarios y jornadas y que crea un nuevo contrato indefinido para empresas de menos de 50 trabajadores que contraten a menores de 30 años, con el apoyo de 197 diputados del PP, CiU, UPN y FAC.

Tanto PSOE, Izquierda Plural, PNV, UPyD y el resto del Grupo Mixto, hasta un total de 142 diputados, han rechazado el decreto, que además abarata y facilita el despido y que acaba con la ultraactividad (prórroga automática) de los convenios colectivos.

Una vez convalidado el Real Decreto, los grupos han aceptado por unanimidad su tramitación como proyecto de Ley. A partir de ahora, se abrirá un primer plazo de enmiendas a la totalidad, que debería ir acompañada de un texto alternativo, y parciales.

Los socialistas ya tienen anunciada su propia propuesta alternativa que, según han avanzado, se basará en la reforma realizada en 2010 por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y contra la que se convocó una huelga general, y en el acuerdo alcanzado por los agentes sociales a finales de enero en relación con la moderación salarial y la negociación colectiva.

Una vez se vea qué cambios acepta el Gobierno, que ya ha avanzado que no modificará el eje central de la reforma, los socialistas decidirán si presentan un recurso ante el Tribunal Constitucional (TC), una opción que la Izquierda Plural quiere adoptar ya contra el propio decreto ley, pero que requiere reunir al menos 50 diputados.

Además, tanto CiU como los partidos catalanes de izquierdas (PSC,ICV-EUiA, ERC y SI) han presentado sendas solicitudes ante el Consejo de Garantías Estatutarias de Cataluña para que estudie si la reforma invade competencias en materia de autoridad laboral.

Báñez llama al diálogo social con los grupos
Durante su intervención en el debate para la convalidación del real decreto, Báñez La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha apostado por "el diálogo social, el diálogo permanente y el diálogo hasta el final" y ha reiterado hasta en tres ocasiones que la reforma laboral se ha gestado con la participación de los agentes sociales. Tampoco ha dejado pasar la oportunidad para dejar clara la constitucionalidad de la norma.

Asimismo, la ministra de Empleo pidió al PSOE que "abandone las movilizaciones y las pancartas" y que sea "leal" como, según aseguró, lo fue el PP ante la reforma laboral del Gobierno socialista en 2010, que provocó la última huelga general.

En este sentido, le instó a la bancada socialista a realizar "propuestas concretas" durante la tramitación parlamentaria de la reforma y recordó que los 'populares' presentaron hasta 71 enmiendas a la suya. "Construyan, colaboren y ayuden", les espetó.

Y es que los sindicatos han convocado durante las últimas semanas todo un calendario de movilizaciones contra la reforma, y aún debaten si convocan una huelga general, algo que podrían desvelar mañana, tras la reunión de su órganos directivos.

Las centrales han elaborado además un documento de alternativas a la reforma laboral que han remitido al Gobierno para abrir un proceso de diálogo (reiterado en dos cartas enviadas al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy) y que, hasta este momento, no ha recibido respuesta.