El conductor del autobús escolar accidentado en Villanueva del Aceral niega ser "un temerario"

Accidente

Durante el juicio iniciado ayer en el Juzgado de lo Penal de Ávila, el chófer, que se enfrenta a una posible condena de tres años y dos meses que solicita el Ministerio Fiscal, ha insistido en que no recordaba nada de lo sucedido en la mañana del 23 de febrero de 2012, cuando se produjo el accidente.

El conductor del autobús escolar accidentado en Villanueva del Aceral (Ávila) en 2012, en el que falleció una joven, alegó ayer  no recordar nada del siniestro y, en cualquier caso, negó que sea un "temerario". El procesado enfrenta a tres años y dos meses que pide la fiscalía en un juicio que comenzó hoy en el Juzgado de lo Penal de Ávila.

 

El accidente tuvo lugar mañana del 23 de febrero de 2012, cuando a las 08.00 horas el microbús que conducía se salió por el lado izquierdo y volcó de la carretera CL-605, a la altura del kilómetro 68,900.

 

El fiscal le acusa de un delito contra la seguridad vial por conducción temeraria, así como de otro de homicidio por imprudencia y de otros siete por lesiones, en un accidente en el que hubo una decena de heridos, alumnos de varias localidades que se dirigían a clase a un instituto de Arévalo.

 

En el relato de los hechos, se ha hecho referencia al exceso de velocidad en el viaje y a varios stop que el conductor no hizo, así como a quejas de los usuarios.

 

La segunda sesión del juicio continuará la próxima semana.