El Comité de Empresa de Nissan anuncia a los trabajadores que la fábrica pretende prescindir de 147 empleos

El Comité de Empresa de Nissan Ávila ha comunicado este jueves a los trabajadores de la fábrica abulense la intención de la empresa de eliminar 147 puestos de trabajo, de los que 50 serían despidos directos por excedente y el resto subcontrataciones, junto a los 17 trabajadores que tenían comprometido su retorno tras los despidos de 2010, que parece que no se va a producir.

El presidente del Comité de Empresa, Iván Zazo, ha informado de que, según el plan de competitividad presentado por la empresa en la primera reunión de negociación, de la plantilla actual saldrían 147 trabajadores, "contando con los 17 compañeros que para nosotros mantienen su derecho al reingreso".

 

Estos números se desglosarían en 50 despidos directos, que este plan de competitividad entiende como excedente de plantilla, y otros 80 puestos de trabajo que pasarían a subcontratas. En este punto Zazo ha informado de que "nos han dicho que quieren subcontratar todo aquello que sea susceptible de subcontratación y que hemos tenido anteriormente, principalmente el movimiento de materiales, los almacenes, limpieza y tareas de mantenimiento general".

 

Estas medidas responden a una necesidad de la empresa de una flexibilidad para acometer fluctuaciones del mercado de hasta un 20% "y si en un momento determinado la empresa necesita más trabajadores lo que haría sería contratar de manera precaria y con una doble escla salarial para acometer esa diferencia de volumen de producción".

 

Así, Iván Zazo ha señalado que el 25% de costes que plantean reducir pasaría por la reducción de plantilla y las subcontratas pero también por incrementar la jornada laboral en cuatro días al año, incrementar los ritmos de cadena "y muchas cosas que nosotros dábamos por sentado que, con un convenio que consensuamos en 2010 y que se calificó como referente, ya estaban olvidadas".

 

El Comité de Empresa de Nissan Ávila se reune este viernes para hacer una valoración en profundidad de la propuesta pero Zazo ya ha advertido de que "no vamos a pasar porque haya destrucción de empleo. Ya en el año 2010 hubo un momento muy traumático con unos compañeros que pagaron la situación y no queremos que se vuelva a repetir".

 

La temporalización del proceso señala que la semana que viene la empresa denunciará el convenio colectivo, un trámite que hay que hacer siempre que se quiere negociar un convenio, y la siguiente se mantendrán las reuniones de negociación correspondientes.

 

Desde el Comité de Empresa la intención es "sentarnos a hablar para dar soluciones al problema, como se ha hecho siempre", pero ha apuntado que  "si la empresa no quiere atender a razones y quiere mantener este volumen de pérdida de empleo tendremos que tomar otro tipo de acciones".

Noticias relacionadas