El comité de empresa de Adif agradece a los abulenses su apoyo en la recogida de firmas

El comité de empresa de ADIF presentó ayer 12.873 firmas en la Subdelegación de Gobierno y la Delegación Territorial de la Junta, recogidas en toda la provincia. A través de una carta quiere mostrar a los abulenses su agradecimiento por el apoyo recibido

CARTA DE AGRADECIMIENTO DEL COMITÉ DE EMPRESA DE ADIF A LA SOCIEDAD ABULENSE. ENTREGADAS 12873 FIRMAS A FAVOR DEL MANIFIESTO.¿Y AHORA QUE?

 

Ayer día 12 de junio se han entregado 12 873 firmas recogidas por el Comité de Empresa de Adif, a favor del “Manifiesto contra la supresión de los servicios ferroviarios en la provincia de Ávila”.Estas firmas se han entregado en los registros de la Subdelegación de Gobierno en Ávila (dirigida a la Sra. Ministra de Fomento, Dª Ana María Pastor Julián y en la delegación de la Junta de Castilla y León (dirigida al Sr Consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y león, Sr.D. Antonio Silván Rodríguez).

 

La campaña de recogida de firmas comenzó el mes de mayo, participando activamente los usuarios de los pueblos afectados.

 

Desde el Comité de Adif, nos gustaría transmitir nuestro más sincero agradecimiento a todas aquellas personas que han colaborado para obtener este número de firmas tan importante. Personas que han recorrido las localidades directamente más relacionadas con las líneas donde se prevé la supresión de servicios , para conseguir que, abulenses de todas las edades, condiciones e ideologías, se implicaran en la defensa del ferrocarril abulense.

 

También expresamos nuestro agradecimiento a personas que, incluso desde fuera de la provincia de Ávila, nos han animado, apoyado y enviado cientos de adhesiones al Manifiesto.

 

Consideramos que el tema de la racionalización en el ferrocarril es de vital importancia y exige el máximo esfuerzo de los organismos implicados. En años anteriores hemos visto tanta dejadez en torno al futuro del ferrocarril en Ávila, que ahora les exigimos a los responsables políticos un esfuerzo adicional. Resulta, cuanto menos decepcionante, que ahora todos quieran apuntarse al carro de la defensa del ferrocarril, con fotos y manifestaciones demagógicas que tratan de justificar lo injustificable.

 

El ferrocarril es de todos aquellos que lo sientan como propio, es el medio de transporte más ecológico, seguro, sostenible y cómodo para el viajero, por ello no pretendemos vincularnos con ningún partido político y nuestro fín es que todos juntos defendamos el ferrocarril público y social.

 

¿ Y ahora que ? En días sucesivos y desde una crítica constructiva, vamos a ir indicando las ventajas del ferrocarril, las mejoras que se tienen que efectuar, las razones que avalen su permanencia. Y si, finalmente a finales de mes de junio, puede ser el día 23, se produce un recorte más de servicios, habrá que hacer memoria, acerca de las promesas de los políticos, de uno y otro partido que, desde hace años vienen intentando vendernos falsas esperanzas.

 

Señores políticos hagan un esfuerzo y defiendan el ferrocarril como medio de transporte publico.

 

Si alguna persona se ha sentido molesta por estas líneas, reciba nuestras más sinceras disculpas. Si algún político honesto se ha sentido ofendido, reciba asimismo nuestras más sinceras disculpas. Pero si se ha sentido molesto algún miembro de la clase política de los que han obrado conscientemente, de forma populista, interesada, partidista ó demagógica con respecto al tema del ferrocarril en Ávila,...no nos preocupa en absoluto. Si nos preocupa sin embargo las notables ausencias en cuanto al apoyo a nuestras reivindicaciones de personas relevantes de la sociedad abulense, como son los alcaldes de Ávila y Arévalo, el Presidente de la Diputación y el Delegado de la Junta de Castilla y león.

 

Más aún nos sorprendió que nos negara su firma entre otros, el presidente del Partido Popular de Ávila, el coordinador de Izquierda Unida de Ávila, la confederación abulense de empresarios y el secretario provincial de Comisiones Obreras de Ávila.

 

A todos ellos gracias, a unos porque las merecen y a otros por hacernos perder el tren de nuestro futuro