El CITeS clausura la Cátedra Josefa Segovia

El perdón, la reconciliación y el diálogo fueron los ejes de la segunda jornada de la cátedra que se ha desarrollado durante los dos últimos días en la Universidad de la Mística.

La teóloga y doctora Elisa Estévez López, de la Universidad Pontificia Comillas de Madrid, abrió este sábado la segunda jornada de estudio de la Cátedra Josefa Segovia, que se ha desarrollado en el CITeS. Estévez hizo un recorrido por los evangelios mostrando cómo es el perdón de Dios hacia todos los seres humanos y lo que éste implica en la vida de tantas personas.

 

Su ponencia se tituló 'Una provocación evangélica: el perdón y la reconciliación'. Perdón que brota del corazón misericordioso de Dios, que se nos da gratuitamente, que nos permite volver a tener futuro, que nos exige construir una existencia no desde la violencia y el poder sino desde la ternura, el amor, la reconciliación y la mansedumbre.

 

A continuación fue el turno del profesor emérito de la Universidad de Deusto, Bilbao, el doctor Enrique Pallarés Molins con su exposición: 'Del odio y resentimiento a la reconciliación', quien se centró en las raíces biológicas y psico-sociológicas del perdón. Describió el mismo como un proceso escalonado que alcanza varios niveles: un primer nivel que significa la sustitución de emociones negativas por positivas, hasta un segundo nivel en que se establece la reconciliación que implica el restablecimiento de relaciones interpersonales.

 

Ya cerrando el trabajo de la mañana, se llevó a cabo la presentación del libro 'La mística del estudio, clave para vivir hoy siendo luz y sal del mundo', que es la presentación del contenido del Curso impartido por la Cátedra en marzo de 2015.

 

La tarde arrancó con la conferencia 'El instante místico del perdón' a cargo de  la doctora María Dolores López Guzmán, profesora de la Universidad Pontificia de Comillas y el Instituto Superior de Pastoral, en la que expuso que el instante místico del perdón se da en la persona  porque el perdón es una experiencia de gracia muy única y que desde el sentimiento puro sucede muy pocas veces en la vida, que expone y esconde un instante que tiene una dimensión sobrenatural, que implica la coincidencia de dos libertades y dos gracias, el perdón y el que perdona, por eso tiene algo de milagro y de místico.

 

Además Bárbara Walshe, Presidenta de la Junta Directiva del Centro de Glencree, Irlanda, para la paz y la reconciliación, habló del trabajo y la contribución del centro de Glencree en la construcción de la paz en Irlanda y más allá de esta isla. Instruyó a los presentes sobre el arte de seguir construyendo la paz y dialogar con políticos, antiguos combatientes, religiones, mujeres y jóvenes a quienes les costó superar el daño que se habían causado los unos a los otros. Presentó un ejemplo de proceso de diálogo a la vez subrayó el legado del conflicto y sus esperanzas sobre el futuro.

 

La jornada se cerró con la actuación del Grupo Folklórico Urdimbre.

Noticias relacionadas