El Cerro Gallinero acogerá este sábado un recital literario y un concierto

Iván Cebrián de Menhir 2.

Mañana sábado, 9 de julio, el Centro de Arte y Naturaleza Cerro Gallinero contará con un programa doble. A las 18,46 h empezará el “RECITAL 2 horas antes del OCASO” e inmediatamente después, sobre las 21 h tendrá lugar el concierto de “MENHIR, música para activar el territorio”.

En el Recital intervendrán los escritores:

 

Santos Jiménez (Cuevas del Valle, Ávila, 1959), poeta y narrador. En el año 2014 recorrió la provincia de Ávila leyendo los relatos de El vendedor de cerezas en 40 bibliotecas. De reciente aparición es su novela Covalverde. Como poeta ha publicado 8 poemarios.

 

Tomás Salvador (Zamora, 1952), como poeta empieza a publicar en 1975 con Reunida estación de las ciudades. Su último poemario es Siempre es de noche en los bolsillo (Papeles mínimos, 2014). También ha publicado la novela El territorio del mastín (Juventud, 1995). Otros trabajos relacionados con la palabra son sus poemas visuales.

 

Ester Bueno (Martínez, Ávila, 1966), actualmente trabaja como directora de la escuela de idiomas y cultura “Alma Máter Ávila”. Desde septiembre de 2015 presenta  el programa literario “De almas y palabras” en Radio USAL. El poemario “Más que esperas” inspiró el ensayo “Los pequeños hitos que nos diferencian”.  En su último libro de poemas “Nada es lo que decías” ahonda en las contradicciones del ser humano y apuesta por la sencillez y la apertura en las formas.

 

María José Cortés (Madrid, 1971), Doctora en Filología Hispánica, ha sido Finalista del Premio Adonais de Poesía en tres ocasiones: 1998, 2000, 2001. Entre otros poemarios ha publicado Palabras derramadas (Vitruvio), Cicatrices de asfalto y El libro de los dones. Entre otras antologías figura en “Antología de poetas contemporáneas Enésima hoja, Atlas poético”.

 

Mario Pérez Antolín (Backnang, Alemania, 1964). Reside en la actualidad en Ávila. Como poeta, la crítica lo considera uno de los representantes más sobresalientes de la llamada lírica reflexiva o del pensamiento, aunque con un estilo marcadamente expresionista en sus imágenes y metáforas. Como ejemplo de su estilo aforístico tenemos, Profanación del poder, La más cruel de las certezas y Oscura lucidez, con prólogo de Joan Subirats.

 

Javier Dámaso (Valladolid, 1964), profesor de Derecho Internacional Privado. Empieza a escribir en 1981, habiendo publicado los poemarios La Edad de Hierro, 2014, Incluso sin palabras, 2015 y Tras el cercado (en imprenta). También ha publicado textos narrativos y con intereses en el teatro. Organizador y director de las “Primeras Jornadas de Poesía en la Universidad de Valladolid”, 1988.

 

Azucena Pintor (Madrid), artista plástica que a veces hace incursiones en el campo de la poesía escrita y experimental. Ha escrito los poemarios Sillas vacías, el libro de haikus Melenas y múltiples relatos cortos. Empezó en el año 1988 con acciones poéticas. Comparte la poesía con su trabajo plástico que viene desarrollando desde hace 27 años y muestra de ello son sus 4 obras del Cerro.

 

Zulema Peña. Ameluz (Valencia, 1960), su obra con la palabra es inédita pero compartida. Estudia Bachillerato en el Colegio Alemán. Ha escrito aforismos, matemas, poemas, relatos, cuentos, guiones y onogramas, para tratar de comprender el poder oculto de la palabra, el poder de la palabra oculta, una alquimia capaz de dar voz a nuestro verbo.

 

La segunda parte del programa es el concierto de MENHIR, dúo formado por Iván Cebrián y Coco Moya. Previamente han estado de Residencia una semana para preparar el concierto e inspirarse en el Cerro.

                                                                                                                                   

Menhir consiste  en un  proceso de exploración de territorios no  urbanos, usando la música para  establecer una  relación y comunicación entre nosotros y con  la montaña, con  el paisaje. Comenzó en el verano de 2013, con  una  pequeña residencia en el pueblo de Valverde de Curueño, León. Un músico y una  artista visual  rodeados de montañas.  Desde ahí  comenzamos a desarrollar las ideas para  construir un  proceso que partiera de la naturaleza. Relacionándonos con  el espacio, utilizando el paisaje como partitura, entendiendo la música como ritual. Música  para  activar el territorio. Territorio que activa música.  Menhir es un  proceso que nos  insta a relacionarnos con  el territorio: atravesándolo, caminándolo, llenándolo de sonido.                                                                       

 

En 2014 volvimos a las montañas de aquel pequeño pueblo de León, para  colocar un Menhir “virtual” en forma de concierto-performance y devolver lo que habíamos compuesto para  ese lugar. Presentamos una  huella  del proceso en la Galería Cruce en Madrid, y en la Facultad de Bellas Artes de Madrid  durante el 2015.                                                   

 

En el verano de 2015, Menhir gana el premio Lab joven Los Bragales, gracias al cual desarrollamos una  instalación interactiva sonora y visual  para  el Centro de Arte LABoral de Gijón, una  gran  pieza que pudiera ser recorrida y tocada como un  instrumento. Una forma de llevar la montaña a un  espacio expositivo: Menhir:  Instalación 0.                                                            

 

En Febrero de este año  2016 terminamos de dar  formato a las composiciones musicales que hemos mimado durante estos 3 años, y que nacen de nuestros recorridos por  las montañas de León y Asturias. 8 canciones de música electrónica y  voz.                                                                                                                                

 

Música  electrónica entre el pop  electrónico y el ambient, entre la ensoñación del territorio y el ritual simbólico. MENHIR: música para  montaña”.