El Centro de Recepción de Visitantes promociona la imagen nocturna de la ciudad amurallada

Recepción del Centro de Recepción de Vistantes

El Centro de Recepción de Visitantes, tras la segunda fase de su adecuación, tiene una nueva cara que busca dar a conocer a los turistas la emblemática imagen nocturna de la ciudad amurallada e invitar al visitante a hacer noche

La fotografía más grande que existe en la ciudad de Ávila preside desde hace unos días la pared de la recepción del Centro de Recepción de Visitantes de la capital. Se trata de la segunda fase de la adecuación de esta instalación turística, que ha convertido el muro en un mirador desde el cual el visitante puede observar una impactante vista nocturna de la ciudad amurallada con una extensión de 70 metros cuadrados y un tamaño de 15 metros de largo por 4,6 de alto.

 

Realizada por el fotógrafo abulense David Castro, se trata de una composición de 18 fotografías hechas con un trípode micrométrico, que busca que se vea desde el lienzo oeste toda la ciudad y la muralla pero sin romper con la típica imágen del lienzo norte desde Los Cuatro Postes.

 

El concejal de Turismo del Ayuntamiento de Ávila, Héctor Palencia, ha indicado que la instalación "no ha sido nada fácil porque ha exigido bastante coordinación" y que el objetivo es "actualizar el centro ante el paso de los años". Palencia ha indicado que "se busca que el turista quede impactado" y que la actuación tiene una doble intención. "Se ha elegido una fotografía de noche para que los turistas, que llegan en horas diurnas, vean de noche el principal monumento de la ciudad, y que ello les incentive a quedarse a dormir.

 

El edil ha señalado que los visitantes al llegar "quedan maravillados" y preguntan desde donde es la vista, por lo que "esto ayudará también a que se conozca un poco más Los Cuatro Postes, porque mucho turista individual que viene desde la autopista no sabe que hay un mirador si no lo conoce".

 

La primera fase de la adecuación del Centro de recepción de Visitantes tuvo lugar en 2011 con la instalación de sensores en las escaleras mecánicas para ahorrar energía. En 2013 tendrá lugar la tercera fase que adecuará lo que queda de la primera planta.