El céntimo sanitario, una idea que le ha costado mil millones de euros a Castilla y León

El PSOE cifra en 400 millones las pérdidas de Castilla y León hasta 2014 por el 'centimazo' que alcanzarán 600 en 2015.

El portavoz de Hacienda en el Grupo Parlamentario Socialista, José Francisco Martín, ha cifrado este lunes en cerca de 400 millones de euros las pérdidas que han sufrido las arcas de Castilla y León por la aplicación hasta 2014 del tramo autonómico del Impuesto de Hidrocarburos o 'centimazo', una cantidad que podría alcanzar los 600 millones cuando se conozca la liquidación del año 2015.

 

Así lo ha asegurado José Francisco Martín tras conocer la liquidación de la financiación correspondiente al año 2014 con los datos "litro a litro" del consumo de carburantes que confirman el impacto "nefasto" y "absolutamente negativo" del 'centimazo', la "medida excepcional" que instauró la Junta de Castilla y León en marzo de 2012 para aumentar la recaudación en unos momentos de falta de ingresos por la crisis económica.

 

Según sus datos, Castilla y León ha perdido 235 millones de euros en concepto de la recaudación que llega del Estado por el 58 por ciento del Impuesto de Hidrocarburos que distribuye entre las comunidades autónomas en función del consumo de carburantes, que en Castilla y León cayó "cuatro veces más" que la media, mientras que comunidades limítrofes como Madrid o Aragón sumaron 166 y 6,9 millones de euros, respectivamente.

 

"Se lo pusimos a huevo", ha lamentado Martín, que ha sumado a esos 235 millones de pérdidas por la recaudación del Impuesto de Hidrocarburos otros 150 millones de euros en concepto de IVA, del que las comunidades autónomas perciben el 50 por ciento que recauda el Estado.

 

A estos 385 millones de euros de pérdidas de recaudación sumados hasta 2014 el socialista ha añadido las cantidades que ha devuelto la Junta de Castilla y León a los profesionales del transporte por lo que se ha reafirmado en que los socialistas tenían "toda la razón" en sus críticas a la "peor medida" tributaria que ha adoptado la Junta de Castilla y León que hizo un "favor estupendo" a las comunidades vecinas.

 

Dicho esto y tras reconocer que la Junta ha "entrado en razón" al eliminar el tramo autonómico del Impuesto sobre Hidrocarburos en 2016 -- Castilla y León estrenó 2015 con una rebaja de dos tercios del Impuesto a 1,6 céntimos por litro--, Martín ha pedido la dimisión de la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, convencido de que "se tenía que haber ido hace mucho a su casa". 

 

Martín ha ido más allá en sus críticas a Del Olmo a la que ha acusado de saber "exactamente" los efectos a largo plazo que tendría la aplicación del 'centimazo' con esa merma de la recaudación por la caída del consumo que prefirió por la mayor recaudación inmediata en su filosofía de que "el que venga detrás que arree". "¡Quién le iba a decir a ella que el 8 de agosto de 2016 le iba a tocar a ella!", ha espetado Martín, quien ha insistido en reclamar responsabilidades políticas por esa decisión.

 

Por otro lado, el socialista ha cifrado en 363,8 millones de euros la deuda del Estado a Castilla y León por las menores entregas a cuenta de 2014 --7.600 millones de euros para todas las comunidades autónomas-- para aclarar que no responde a un incremento de la financiación del Estado a las autonomías, como ha asegurado el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, sino al pago de unas cantidades que debe.