El Castillo de Villaviciosa de Ávila busca dueño

Castillo de Villaviciosa de Ávila

Una consultora especializada en la gestión de propiedades singulares  ha puesto a la venta el Castillo de Villaviciosa valorado en 3 millones de euros. El castillo, situado en la pequeña localidad abulense de Villaviciosa de Solosancho, en las faldas de Gredos, está totalmente rehabilitado.

Rara vez, un castillo no tiene una interesante historia que contar. Su origen y trayectoria histórica lo convierten en un testigo mudo de los acontecimientos más variopintos. Por ello, pocas fortalezas llegan a nuestros días con el grado de conservación como esta fortificación, el Castillo de Villaviciosa de Ávila, una casa señorial convertida ahora en un hotel con encanto.

 

Según informa Robert Menetray, administrador de Lançois Doval, consultora que se está encargando de su venta, “El hotel construido a partir de un castillo del siglo XIV combina de forma única, historia, modernas instalaciones  y excelente gastronomía”.

 

El castillo, situado en la pequeña localidad abulense de Villaviciosa de Solosancho, en las faldas de Gredos, está totalmente rehabilitado. Junto a su peculiar y prolongada singladura histórica, el conjunto dispone de todas las comodidades para alojar a un gran número de huéspedes. Dispone de 2.000 m2 construidos, más una nueva construcción de 1.700 m2. Cuenta con 30 habitaciones, 4 salones, ambientados con detalles medievales y modernos, destacando un mobiliario de gran belleza y realismo histórico, restaurante, zona de aparcamiento, y unos amplios jardines.

 

Desde tan privilegiada ubicación, la fortaleza asistió a una de las mayores épocas de esplendor de Ávila. El castillo de Villaviciosa se construyó para controlar el valle de Amblés desde la cercana Extremadura. El hotel toma su nombre del caudillo Sancho de Estrada, descendiente de emperadores romanos y capitán de los Caballeros de Ávila, cuyas armas eran el águila negra en campo de oro.

 

La demanda de castillos o casas señoriales disponibles para convertirlos en hoteles con encanto ha ido en aumento en los últimos años. No obstante, a diferencia del mercado inmobiliario tradicional, el número de patrimonios que existen de estas características es limitado por naturaleza, de modo que hay que saber aprovechar las escasas oportunidades que van surgiendo”, señalan desde la consultora