El casco en bici, obligatorio en ciudad para los menores de 16 años

Se rebaja la propuesta inicial de los 18 a los 16 años, aunque se recomienda su uso voluntario. En los accidentes de caza, el responsable pasa a ser el conductor del vehículo sin que puedan reclamarse los daños.

El casco de la bicicleta será obligatorio en la ciudad para los menores de 16 años, según el acuerdo alcanzado este miércoles en el Congreso de los Diputados entre PP y CiU para modificar el proyecto de ley de reforma de la Ley de Seguridad Vial. Así, se rebaja la edad para que sea el casco de la bici obligatorio en la ciudad de los 18 años que contempla la reforma en un principio hasta los 16, según han confirmado en ruedas de prensa sus respectivos portavoces parlamentarios, Concha Bravo (PP) y Jordi Jané (CiU).

   

La normativa se encuentra actualmente en tramitación parlamentaria, y se aprobará previsiblemente el martes de la próxima semana en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso. Posteriormente pasará a tramitarse en el Senado. En la tarde de este miércoles los portavoces parlamentarios se han reunido para pactar la inclusión de varias enmiendas al texto. Según ha indicado Concha Bravo, de las 160 planteadas se han incluido unas 40, donde se encuentran las seis presentadas por el PP.

   

Así, ante la pretensión inicial de hacer siempre obligatorio el casco, sólo vigente en Australia, Malta o Sudáfrica, finalmente se ha conseguido que sólo se exija su uso a los menores de 16 años. En este sentido, CiU considera que, por motivos de seguridad vial y prevención de accidentes, siempre debería recomendarse su uso voluntario tal y como se hace en Bélgica, Francia u Holanda, en donde el casco no es obligatorio.

   

Desde el PSOE, Carles Corcuera se ha mostrado "absolutamente decepcionado" ante este nuevo acuerdo entre PP y CiU "por restringir los derechos de los ciudadanos". De hecho, ha ironizado sobre los 16 años porque dice que ésa es la edad fijada como mínima para poder alquilar una bici en Barcelona, dado que el acuerdo es entre PP y CiU.

   

Es más, cree que poner como tope los 16 para llevar el casco de manera obligatoria es una medida "desproporcionada" que no soluciona el problema porque, a su juicio, se podrá multar a niños que están jugando con sus bicicletas en un parque y que no llevan el casco, por ejemplo. Corcuera dice que hubiera estado de acuerdo en fijar la edad máxima en los 14 años, tal y como proponían muchos expertos que han comparecido en la comisión.

   

LUZ AZUL PARA VEHÍCULOS PRIORITARIOS

Otro de los acuerdos alcanzados en la tarde de este miércoles y que ha destacado Jordi Jané es que se ha conseguido que el color de la señal luminosa de todos los vehículos prioritarios, como las ambulancias, sea azul y no amarillo, ya que este color va asociado a vehículos lentos.

   

Eso sí, se ha acordado que esta modalidad se recoja en el nuevo Reglamento General de Circulación, que desarrollará la ley tras su aprobación definitiva, según ha subrayado Jané, quien también ha recordado que en el Congreso se han aprobado hasta la fecha tres iniciativas en este sentido que, tanto el anterior Gobierno socialista, como el actual 'popular' habían desoído. "Ahora es un mandato que irá dentro de una ley y espero que sea viable", ha apostillado.

  

La reforma de la Ley de Seguridad Vial contemplará igualmente la posibilidad de cerrar una vía total o parcialmente, o bien establecer restricciones por motivos medioambientales, una medida relacionada con el 'Plan Aire' del Ministerio de Medio Ambiente, relacionada con la implantación de bajas emisiones y que había sido planteada por el PP.

   

En declaraciones a Europa Press, Bravo ha subrayado también que a partir de ahora las bicicletas sólo podrán ser retiradas y llevadas al correspondiente depósito si están abandonadas o si, estando amarradas, dificultan la movilidad de vehículos o dañan el mobiliario urbano.

   

Además, se ha dado luz verde a que en vías urbanas se permitirá la parada o estacionamiento de las grúas de auxilio en carretera por el tiempo indispensable para efectuar la retirada de vehículos accidentados o averiados siempre que no se cree un nuevo peligro ni se cause obstáculo a la circulación.

   

Se propone también que deberán ser objeto de matriculación definitiva en España los vehículos con matrícula extranjera que se utilizan en España por residentes del país, ya que no figuran en el Registro de Vehículos actualmente.

   

A su vez se ha agregado al articulado de la ley la prohibición de dar de baja definitiva por traslado a otro país a vehículos que no cumplan los requisitos de seguridad y medioambientales que se establezcan reglamentariamente.

   

Por otro lado, la ley va a establecer que en los accidentes de tráfico ocasionados por el atropello de especies cinegéticas en las vías públicas sea el responsable de los daños a personas o bienes el conductor del vehículo, sin que pueda reclamarse por el valor de los animales que irrumpan en aquéllas.

   

No obstante, se indicará en la ley que será responsable de los daños a personas o bienes el titular del aprovechamiento cinegético o, en su defecto, el propietario del terreno, cuando el accidente de tráfico sea consecuencia directa de una acción de caza colectiva de una especie de caza mayor, llevada a cabo el mismo día o que haya concluido doce horas antes de aquél (en lugar de 24 horas como proponía al principio).

 

Críticas a las excesivas multas por conducir bebido

 

En cuanto a las enmiendas que quedan pendientes por parte de los grupos parlamentarios y cuya aprobación se verá el próximo martes ya en Comisión, la portavoz del PP en la materia ha aclarado que se dejan en el aire temas como las sanciones en los casos de conducción bajo el alcohol o las drogas que el PP "está abierto" a negociar. Desde la oposición se han tachado de "excesivas" las sanciones de hasta mil euros que propone el Gobierno en su proyecto de ley, cuando ahora son 500 euros.

   

Mientras, Corcuera (PSOE) ha criticado la aceptación de cinco enmiendas "residuales" presentadas por el Grupo Socialista a esta reforma normativa, de las 34 total presentadas por el PSOE, que consisten en incorporar la palabra 'movilidad' a la ley y otras dos coinciden con la regulación del auxilio en carretera, es decir, de las grúas en carreteras, propuestas que también coinciden con otros grupos parlamentarios.

   

Jané, por su parte, ha destacado dos que dice que, de no aprobarse, no aceptará la ley. Una de ellas versa sobre la multa para quien sobrepase la tasa de alcoholemia. "No es justo establecer mil euros, una cantidad muy elevada para muchas familias y por ello pedimos que esos mil euros sean para los reincidentes o superen un gramo del alcohol en sangre, pero no los que se pasan un poco. Eso es querer recaudar mucho y no está ligado a la prevención", ha remarcado.

   

Igualmente, va a luchar para que cuando un conductor es sancionado y paga al instante se le descuenta el 50 por ciento de la multa impuesta pero ésta no se puede recurrir. "Entendemos que se aleja de lo que debe ser el reconocimiento de un derecho a la tutela judicial y a poder presentar un recurso contencioso administrativo y considera que esa sanción no era justa", ha indicado.