El 'Caramelo Castellano' de El Rondón triunfa en la tercera edición del Cebretapeo

La tercera edición del Cebretapeo de primavera ya conoce a su único ganador en las modalidades del premio profesional y del premio popular, así como el ganador de la mención de honor a la mejor presentación de este concurso que se ha celebrado en Cebreros entre el 6 y el 8 de junio.

La propuesta realiza por el Restaurante El Rondón “Caramelo Castellano” ha sido la tapa ganadora del Premio Profesional de esta edición del Cebretapeo y así mismo ha logrado el Premio de la votación popular “Tapa Villa de Cebreros”.

 

Una tapa compuesta por cochinillo deshuesado en pasta brick acompañada de un hojaldre con queso de cabra y un crujiente de cochinillo. Esta tapa se convertirá en la imagen corporativa del concurso del 2015, una novedad que estaba incluida en las bases de esta nueva edición.

 

Y es que el Caramelo Castellano fue definida como “una tapa extraordinaria en gusto, presentación y armonía de todos sus ingredientes”. Así la ha calificado el jurado profesional, que ha contado entre otros con la presencia de Eduardo Sánchez, cocinero profesional, jefe de hostelería del Ministerio de Defensa y concursante del programa televisivo Top Chef; Tomás Herranz, cocinero profesional y Ruth Pindado profesora de servicios de hostelería del Jorge Santayana de Ávila.

 

También el jurado afirmó que el nivel de esta edición ha sido muy elevado entre las catorce tapas que participaban en el concurso. Así, también como novedad se ha incluido la Mención de Honor a la mejor presentación otorgado por el jurado profesional y que ha recaído en el Bar Curro, con la propuesta “Bombones tiernos y crujientes”. Esta mención, valora el aspecto estético-visual de la tapa en todas sus vertientes, el alimento, el soporte que la contiene y el cubierto para degustarla, por ello para el jurado profesional la propuesta del Bar Curro reunía a la perfección todas estas variantes.

 

Desde primera hora de la tarde del viernes cientos de personas fueron degustando las tapas del concurso, un total de catorce mini gastronomías cocinadas con una gran variedad de ingredientes: solomillo de cerdo,bacalao, salmorejo, morcilla, salmón, calabacín, pure de patata y gazpacho, carrilleras, pimientos del piquillo con bacalao, vieiras, carne de avileño, cochinillo y un largo etc que los cientos de participantes pudieron degustar en un fin de semana donde el tiempo soleado también ha sido protagonista.

 

El Ayuntamiento de Cebreros, organizador de este certamen ha destacado el esfuerzo realizado por la hostelería para lograr que el concurso sea un éxito, así como el ingenio empleado en la elaboración de las tapas.