El campo castellanoleonés pierde 475 agricultores y ganaderos en un año

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en noviembre estaban afiliados a la Seguridad Social en el sector de Agricultura, Ganadería y Pesca de Castilla y León un total de 41.995 autónomos, 130 menos que el mes anterior, octubre 2013. Además, la perdida de 475 autónomos, -1,12 por ciento, representa casi el doble de la media nacional, 0,66 por ciento.

 El campo castellanoleonés ha perdido 475 agricultores y ganaderos en un año, lo que significa una caída en términos interanuales, desde noviembre del año pasado hasta el mismo mes en 2013, del 1,1 por ciento, según han informado fuentes de Uatae.

 

   Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en noviembre estaban afiliados a la Seguridad Social en el sector de Agricultura, Ganadería y Pesca de Castilla y León un total de 41.995 autónomos, 130 menos que el mes anterior, octubre 2013. Además, la perdida de 475 autónomos, -1,12 por ciento, representa casi el doble de la media nacional, 0,66 por ciento.

 

   Asimismo, según ha recordado Uatae, desde enero hasta noviembre, el número de autónomos del campo ha caído en Castilla y León en 367, -0,87 por ciento, por lo que "todos los datos apuntan" a que el sector agrario castellanoleonés perderá autónomos en el año 2013.

 

   Por provincias, los autónomos en el sector primario en el último año  disminuyeron en ocho de las nueve provincias: León, -208, (-2,7 por ciento); Zamora, -107 (-1,9); Valladolid, -84 (-1,65); Soria, -21 (-0,9); Burgos, -43 (-0,8); Salamanca, -15 (-0,3); Ávila, -5 (-0,15); y Palencia, -5 (-0,1). Por el contrario, sólo aumentaron en Segovia, 11 (0,3).

 

PERDIDA DE AUTÓNOMOS

 

   "Se pierden autónomos en cualquier período considerado, por lo que con toda seguridad se volverán a perder autónomos del campo en Castilla y León en el año 2013", ha asegurado la secretaria de Uatae, María José Landáburu.

 

   Según Landaburu, el sector primario "sufre" una crisis "silenciosa" en los últimos años, con la desaparición de un "considerable" número de actividades, en algunos casos por jubilación, sin que se produzca un "adecuado" relevo generacional. "Debería ser una prioridad de las distintas administraciones que actúan en este ámbito fomentar la presencia de jóvenes en las actividades del campo", ha puntualizado.

 

   En este sentido, Landaburu ha subrayado que es "especialmente" importante controlar las subidas "desproporcionadas" en determinados factores de producción básicos en el campo, como gasóleo, abonos, piensos y electricidad, al tiempo que ha apuntado que existen margenes comerciales "abusivos" entre los precios en origen y en destino, "consecuencia en muchos casos de un mercado cautivo por las grandes cadenas de distribución".

 

   Finalmente, la secretaria general ha asegurado que en el marco de la nueva PAC va a ser "necesario" un impulso para "aglutinar" y "aunar" esfuerzos para producir "más y mejor", por lo que las autoridades competentes de cada país "deberán facilitar" estímulos y ayudas para conseguir este objetivo estratégico.