El Calderón dicta sentencia con Courtois y Messi de jueces

Koke lucha con sergio Busquets en el Atlético de Madrid - FC Barcelona

El Atlético, pendiente de Diego Costa y Arda, parte con la ventaja de la ida ante un FC Barcelona que busca explotar su poder ofensivo.

 

POSIBLES ALINEACIONES

ATLÉTICO DE MADRID: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe Luis; Rául García, Gabi, Mario Suárez, Koke; Villa y Adrián.

FC BARCELONA: Pinto; Alves, Bartra, Mascherano, Alba; Busquets, Xavi, Iniesta; Alexis, Messi y Neymar.

ÁRBITRO: Howard Webb (ING).

ESTADIO: Vicente Calderón.

HORA: 20.45 horas/Canal+ Liga Campeones.
 

El Atlético de Madrid y el FC Barcelona dirimirán este miércoles en el Vicente Calderón (20.45 horas/Canal+ Liga Campeones) cual es el ganador de este trepidante duelo español de los cuartos de final de la Liga de Campeones, un partido que se presenta nuevamente igualado y sin un favorito claro pese al 1-1 de la ida que podría dar una pequeña ventaja a los rojiblancos, deseosos de que el aliento de su público les lleve en volandas ante unos azulgranas que quieren explotar todo su poderío ofensivo.

Por quinta vez en esta temporada, los dos equipos se verán las caras, pero en un escenario totalmente trascendente en la temporada en el que el feudo rojiblanco dictará sentencia a dos rivales con estilos diferentes y con protagonistas tan antagónicos como un portero, Thibaut Courtois, clave hace una semana, o Leo Messi, incapaz de perforar la meta del belga en los anteriores cuatro choques, como posibles jueces y los focos puestos en unos Diego Costa y Arda Turan que son duda, y cuya baja afectaría a un conjunto 'colchonero', que apela a su trabajo de equipo para neutralizar las individualidades visitantes.

Quienes finalmente sean los protagonistas de este partido, que bien podría alargarse a la prórroga, jugarán una auténtica final. Ambos pugnan por la Liga BBVA, en la que tienen cierta ventaja sobre el Real Madrid, y ahora se disputan en un mano a mano claro quién de ellos debe seguir aspirando a ganar la Liga de Campeones, un torneo en el que hace mucho tiempo que no brilla el Atlético, en busca de sus primeras semifinales tras las de 1973-74 y después de saborear el dulce sabor del éxito en la segunda competición continental, la Europa League.

Los blaugranas, además, ya han manifestado incluso por boca de su entrenador, Gerardo 'Tata' Martino, que sería un "fracaso" no lograr pasar a semifinales, pues acabaría ahí el sueño de volver a levantar, por quinta vez, la 'Orejona', y decir adiós también a un posible 'triplete'. Para seguir vivos, deberán hacer algo que no han podido todavía hacer en cuatro partidos, adelantarse al Atlético de Madrid en el marcador y provocar que sean los locales los que tomen más riesgos.

Para el conjunto de Diego Pablo Simeone, este cuento de hadas que están viviendo aunque con más trabajo y entrega que no pinceladas de magia, puede alargarse más páginas y ello es lo que perseguirán ante su afición, que se volcará más que nunca para dar el aliento cuando le falte a los suyos.

En esta batalla final en Europa, el Atlético de Madrid parte con ligera ventaja por el empate que arrancó en el Camp Nou (1-1). Fueron unas tablas más, el cuarto empate en sendos partidos que han disputado 'colchoneros' y 'culés' esta temporada, con sólo cuatro goles en total. El golazo de Diego Ribas da algo de ventaja a los rojiblancos que saben que su rival es un equipo con facilidad y recursos para hacer gol, por lo que no quieren 'relajaciones'.

En la 'caldera' que será el Calderón esperan cocer a un Barça que, no obstante, tiene todavía mucho por decir. Los blaugrana, de hecho, están a un único gol de meterse en las octavas semifinales de Liga de Campeones consecutivas. Si Pinto mantiene su portería a cero, los del 'Tata' Martino tienen 90 minutos para marcar un gol, para encontrar un rayo de luz en una eliminatoria aguerrida y pareja al máximo, pero con sombras.

PENDIENTES DE DIEGO COSTA Y ARDA

Y es que además del 1-1, de la belleza del trallazo de Diego, del gol del empate que firmó Neymar en una gran asistencia del mago Andrés Iniesta o de que el extraordinario partido del manchego se estrellase constantemente en un Courtois que se convirtió en su 'gigante' molino de viento, el primer duelo de estos cuartos será recordado por las lesiones.

Por el bando catalán cayó Gerard Piqué, que se pierde esta semifinal aunque apura sus opciones de jugar la semana que viene la final de la Copa del Rey ante el Real Madrid, y que dejará su lugar a Bartra, mientras que por el madrileño, fue Diego Costa, su máximo goleador con 7 tantos en Europa, quien dejó el terreno de juego por un problema muscular que ha convertido en una auténtica incógnita su presencia, con su técnico cauteloso de su titularidad sabedor de la exigencia que tendrá el partido y la posibilidad de perder al de Lagarto para el futuro más decisivo.

En caso de no jugar, Simeone confirmó una delantera novedosa con Adrián y Villa. El asturiano tendrá ganas ante sus ex, a los que ya marcó en la ida de la Supercopa, mientras que Raúl García, sancionado para la ida, retrasaría su posición y dejaría sin sitio a Diego, en el caso de que no pueda jugar Arda, que sufre una incómoda pubalgia y cuya presencia se antoja todavía más complicada que la de Diego Costa.

El FC Barcelona no tiene tantas dudas y parece que Martino, además del obligado de Bartra por Piqué, sólo realizaría un cambio más, el de Alexis Sánchez por Cesc Fábregas. El equipo azulgrana, sin grandes urgencias, insistirá en la posesión para tratar de desgastar todo lo posible a su rival y permitir que con el paso de los minutos y el cansancio 'colchonero', pueda aparecer con más esplendor la calidad de Iniesta, Messi y un Neymar, que ya marcó en la Supercopa.