El cabreo monumental de Bertín Osborne por la acusación de ser machista con Sara Carbonero

Foto: CAH

El programa En La Tuya o En La Mía de Bertín Osborne se ha convertido en un éxito rotundo y la visita a Oporto a casa de Iker y Sara Carbonero no iba a ser menos.

Durante el programa En La Tuya o En La Mía, Iker y Bertín compartieron anécdotas y confesiones en el salón y cuando pasaron a la cocina a hacer unos huevos con patatas se unió a ellos la periodista Sara Carbonero, que no duró más de cinco minutos, un gesto muy criticado por parte de la opinión pública, que consideran que el presentador tuvo una actitud machista y cortante con Sara. 

 

Carbonero muy celosa de su vida privada lo volvió a mostrar una vez más aunque fuese en su propia casa. Mostró las distancias y se vio porque se pasó todo el tiempo jugando con sus anillos y mordiéndose los labios, tras haberse cruzado de brazos nada más entrar. Nos hubiera gustado haber disfrutado más de su aparición durante el programa y haberla visto más como sea ella y seguro que a Bertín también como cuando pudo disfrutar de El Cordobés y Virginia Troconis, porque con la expectación generada todos teníamos muchas ganas de Sara, Saritísima, y de ver a la pareja que nos cautivó con aquel beso del mundial.

 

Aun así, Bertín ha respondido a esas acusaciones que le han sentado muy mal y ha tachado de "cortito de mente" a quien lo haya publicado y asegura que no ha sido machista en su vida.

 

CHANCE: Maravilloso el programa con Iker Casillas, pero se ha comentado mucho la presencia de Sara que fue muy corta y tensa. también unos comentarios machistas por tu parte...

 

Bertín Osborne: Sobre qué...    

 

CH: A la hora de tratarles.    

 

B.O: Eso es una gilipollez propia de cortitos mentales, me llamáis a mi machistas. Este país es de gilipollas, yo no he sido machista en mi puñetera vida. Y quien piense que sí, que le den por saco.

 

CH: ¿Tú lo pasaste bien?    

 

B.O: Muy bien, pero es que no sé porque además, quién vio eso.    

 

CH: Que la cortabas en algún momento.    

 

B.O: Yo no he cortado en mi vida a nadie.    

 

CH: Que llegó justo cuando cocinabáis.

 

B.O: Y eso soy yo el responsable, de que entre cuando le dé la gana. Ella entró en la cocina porque le dio la gana, si hubiera venido al sofá yo encantado. Basta de gilipolleces.    

 

CH: Te vimos en tu salsa.    

 

B.O: Yo estoy en mi salsa siempre y sino no lo hago cierro y me voy, como estoy a punto de hacer ahora mismo. Porque me está tocando las pelotas la estupidez. 

 

CH: Perdóname, es que ha salido publicado.    

 

B.O: Ya pero se publican muchas gilipolleces, a mi me han matado dos veces, en Mexico y en Venezuela, y a mi madre casi le da un infarto. No quiere decir que todo lo que se publique se corresponda con la realidad. Y al que lo haya publicado desde aquí le estoy llamando gilipollas

 

CH: El público está en contra de lo que se ha publicado.

 

B.O: Me parece muy bien, porque hay mayoría de gente normal.    

 

CH: ¿Qué cosas te han dolido que han dicho de ti?    

 

B.O: A mí me da exactamente igual, solo me cabrean, no me duele.