El Bulli cierra como restaurante pero seguirĂĄ como FundaciĂłn "para todos"

"Hoy podĂ­a ser un dĂ­a muy triste pero estamos muy contentos por quĂŠ esto continĂşa", ha asegurado AdriĂ 

El Bulli, el que ha sido el mejor restaurante del mundo durante cinco aĂąos y con tres estrellas Michelin, cierra hoy con una cena para 50 invitados "especiales"; antes, durante la maĂąana, Ferran AdriĂ  y Juli Soler, dan la bienvenida a la BulliFoundation rodeados de los principales cocineros del mundo, todos ellos alumnos o trabajadores del conocido restaurante de la Cala Montjoi de Roses.

Entre ellos ha estado RenĂŠ Redzepi, reciĂŠn nombrado primer restaurante del mundo sucediendo a El Bulli.

"Hoy podĂ­a ser un dĂ­a muy triste pero estamos muy contentos por quĂŠ esto continĂşa", ha asegurado AdriĂ  ante una multitud de periodistas; y es que en su opiniĂłn, "El Bulli era una monstruo que tenĂ­a que domarse y transformarse" y de ahĂ­ el nacimiento de la fundaciĂłn.

Durante su comparecencia, el chef ha tenido tambiĂŠn algunas palabras para el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ya que en septiembre se presentarĂĄ el permiso de obras para poder hacer todos los cambios necesarios para la FundaciĂłn con el fin de que las obras empiecen en enero, un proyecto, ha dicho, del que se estĂĄ ocupando Mas personalmente "porque lo ve como un proyecto de paĂ­s".

AdriĂ  ha explicado tambiĂŠn que pasadas las elecciones generales del 20 de noviembre pedirĂĄn cita con el nuevo presidente del Gobierno para que Madrid tambiĂŠn se implique en la BulliFoundation ya que "es un proyecto de todos".

"Cuando toque llegaremos a un acuerdo para que la fundaciĂłn sea de todos", y ha recordado tambiĂŠn que el archivo del local vale muchĂ­simo dinero.

Una vez funcione la fundaciĂłn, el dĂ­a a dĂ­a serĂĄ ir creando, colgar diariamente en Internet las creaciones, y a veces recibir visitas concertadas de creativos de todo tipo, escolares y alumnos de academias de cocina, ademĂĄs de participar en proyectos solidarios.

Asimismo, el chef tambiĂŠn ha tenido palabras para el entrenador del FC Barcelona, Pep Guardiola, de quien ha dicho que es una de sus referencias a nivel humano y quiĂŠn ademĂĄs le asegurĂł que entendĂ­a perfectamente que decidiera cambiar la idea de El Bulli y en cierta manera pasar pĂĄgina.

Desde su fundaciĂłn en 1961, han pasado por la cocina de El Bulli cocineros reconocidos a nivel mundial, todos ellos presentes en el acto de este sĂĄbado, como Christian Lutaud (1981-1986) --el primer jefe de cocina que tuvo AdriĂ --,, Xavier SagristĂ  (1985-1993), JosĂŠ AndrĂŠs (1987-1988), Joan Roca (1989), Andoni Luis Aduriz (1993-1994), RenĂŠ Redzepi -chef que regenta ahora el mejor restaurante del mundo, el Noma de Copenhage (1999), Grant Achatz o MĂĄximo Bottura, entre muchos otros.

Rodeado de sus mejores amigos, AdriĂ  ha explicado que El Bulli nunca ha celebrado una fiesta, a excepciĂłn de hoy, y lo ha hecho acompaĂąado de lo que ĂŠl mismo define como "el espĂ­ritu de El Bulli", todos los jefes de cocina, a la vez que ha recordado que el restaurante cierra como tal pero que continĂşa como fundaciĂłn.

Un emocionado AdriĂ  ha querido repasar, uno por uno, el paso de todos los cocineros por el taller del restaurante: ha definido a Carlos AbellĂĄn como "el gamberro"; de Christian AbellĂĄn ha dicho que era su mejor amigo y la Ăşnica persona que todavĂ­a le sorprende.

El chef tambiĂŠn ha tenido palabras de elogio para RenĂŠ Redzepi, y ha asegurado que ver como se convertĂ­a en el jefe del mejor restaurante del mundo le hizo sentir tan orgulloso como si lo hubiera ganado ĂŠl mismo.

Redzepi ha afirmado que en su primera cena en El Bulli "plantĂł una semilla" que creciĂł hasta convertirse en el Noma, basĂĄndose en la "libertad y el espĂ­ritu" que le trasmitiĂł su paso por el restaurante.

El hermano de Ferran AdriĂ , Albert AdriĂ , tambiĂŠn ha sido uno de los protagonistas del acto: "no recuerdo mejor momento y poder decir hasta pronto de una manera tan especial, tenemos mucha suerte, nos los merecemos porquĂŠ hemos trabajado como cabrones".

En este sentido tambiĂŠn se ha pronunciado Aduriz, ya que ha afirmado que en El Bulli se ha trabajado mucho y que ha habido gente que "ha dado parte de su vida", por eso el mismo AdriĂ  ha reconocido que este fue uno de los motivos que le llevaron a replantear el restaurante porque "muchos de los cocineros llegaron siendo niĂąos y ahora son padres de familia que pasan quince horas diarias en El Bulli".

El chef del segundo mejor restaurante del mundo, Joan Roca, de El Celler de Can Roca, tambiĂŠn pasĂł por la cocina de El Bulli, solamente un aĂąo, pero le sirviĂł lo suficiente como para cambiar su perspectiva profesional, ya que todos los cocineros "estaban comprometidos en hacer algo distinto y han cambiado la cocina del mundo".

UN 'BULLDOG' DE MERENGUE

El acto ha estado presidido por un enorme 'bulldog' de merengue de 1,80 x 1,50 metros, elaborado por EscribĂ  y hechos con hasta seis azĂşcares distintos.

Para esta Ăşltima noche, EscribĂ  ha preparado un "pastel conceptual", y sĂłlo ha concretado que cada invitado escribirĂĄ un deseo en una estrella, y todas las estrellas irĂĄn al cielo.

AdriĂ  ha afirmado, durante una rueda de prensa de mĂĄs de una hora, que El Bulli estĂĄ por encima de ĂŠl mismo y ha mostrado su convencimiento de que el espĂ­ritu que se ha transmitido todos estos aĂąos continuarĂĄ en cada uno de los cocineros.