El Bocyl cumple hoy 30 años

El primer Boletín Oficial de la Comunidad se publicó el 31 de mayo de 1983 con un único contenido: el nombramiento de Demetrio Madrid como primer presidente de la Junta de Castilla y León. El Bocyl recibe más de 4,5 millones de visitas al año, genera unas cuatrocientas mil descargas de documentos y cuenta con 9.780 suscriptores.

Durante el periodo preautonómico se editó un boletín de carácter oficial, de periodicidad variable, editado por el Consejo General de Castilla y León el 2 de mayo de 1979. En aquel primer número se recogieron los decretos-leyes y reales decretos estatales de creación del ente preautonómico y de constitución del Consejo General.

 

El Boletín Oficial de Castilla y León, el Bocyl, nació al tiempo que la Comunidad de Castilla y León con el objetivo de dar la necesaria publicidad de las normas, actos administrativos y documentos a los ciudadanos, según exige el ordenamiento jurídico. Comenzó en 1983 como publicación impresa con un precio de 50 pesetas por ejemplar y 900 pesetas por suscripción anual. Una década después, el Bocyl alcanzó la cifra de 6.200 suscriptores y registró una tirada media de 6.250 ejemplares.

 

Con el paso de los años, el Boletín Oficial de Castilla y León se ha adaptado paulatinamente a las ventajas ofrecidas por las nuevas tecnologías para ampliar y mejorar los servicios que presta a los ciudadanos desde su inicio. En 2003 se incorporó a su versión digital un método de búsqueda de documentos sobre el que se ha seguido trabajando para su mejor funcionamiento.

 

El acceso al Bocyl también se abrió a nuevos soportes digitales en 2008, cuando se estableció la posibilidad de acceder al Boletín desde dispositivos móviles y se puso en marcha un servicio gratuito que permite que cualquier ciudadano reciba de modo personalizado la publicación de asuntos relativos a materias de su interés, que previamente haya seleccionado.

 

El trabajo de constante mejora del servicio editorial del Boletín Oficial de la Junta de Castilla y León se ha reflejado, especialmente en los últimos años, en convertirlo en un servicio accesible. Por ello se ha primado la facilidad de acceso de personas con discapacidades físicas, sensoriales o cognitivas a la web bocyl.jcyl.es.

 

Edición electrónica, sostenible e innovadora

 

Desde el 1 de enero de 2010, el Bocyl solo se publica como edición electrónica, con plena validez jurídica, facilitando así a los ciudadanos el acceso a su contenido universal, público y gratuito. Este avance y cambio ha supuesto desde entonces no sólo un ahorro en el aspecto medioambiental -120 millones de páginas de papel al año-, sino también un ahorro económico para el Ejecutivo. Ese mismo año se configuró su página web, con un nuevo diseño más funcional y moderno con unas garantías de autenticidad e integridad del documento publicado.

 

El Boletín Oficial de Castilla y León continúa con su propósito de prestar el mejor servicio a los ciudadanos, en la búsqueda de una mayor transparencia y proximidad, simplificando sus relaciones con los ciudadanos y también innovando, pues ya se trabaja en la próxima implantación de las solicitudes de publicación a través de medios electrónicos.