“El billar romano” y “la llave” se unen a la oferta de deportes autóctonos de Ávila

Ya era habitual ver a numerosos abulenses jugando a “la rana”, “la petanca”el tango” y sobre todo a “la calva”, que para eso son campeones regionales, pero a partir de ahora los podremos también ver jugando al “billar romano” o a  “la llave” en las instalaciones deportivas de la Zona Sur, junto al campo de fútbol. Otros deportes que esperan tener numerosos seguidores

 

 

Hay numerosas formas de pasar un buen rato y los juegos autóctonos son una buena oferta para los mayores y para los más pequeños. En los próximos meses se hará una campaña de difusión de los mismos a través de unas jornadas, de mano de la Delegación Provincial de Juegos Autóctonos y de la Concejalía de Deportes, entre los niños para conseguir que se vayan aficionando a este tipo de deportes, “ya que hay muchas más maneras de divertirse que no estando en casa jugando con las vídeoconsolas”, manifestaba Miguel Ángel Abad, concejal de Deportes y Fiestas.

 

Por su parte, Jesús García, presidente de la Delegación Provincial de Juegos Autóctonos, en los que ya hay federados 125 jugadores, resaltaba la importancia de dar a conocer este tipo de juegos y la dificultad de captar a los más jóvenes “quizas porque hasta ahora prácticamente sólo se jugaba a la calva, pero a partir de este momentos tenemos más opciones y todas de ellas muy divertidas. Es otra forma de pasárselo bien al aire libre, tomando el sol y compartiendo con otras personas”

 

Los próximos días 8, 11 y 16 de julio, la Delegación Provincia estará en los parques de San Antonio; el conocido como “parque de los Patos”, en el Barrio de la Universidad, y en las instalaciones de la Zona Sur, junto al campo de fútbol, para dar a conocer los diversos juegos autóctonos.

 

Asimismo, tienen pensado ampliar la oferta e implementar otros juegos como “la monterilla” o “los herradones”.

 

Para federarse sólo hay que acudir a uno de los seis clubs existentes en Ávila, donde se les hará la ficha de inscripción, o acercarse a conocer a Jesús, al que se puede encontrar en las instalaciones de la Zona Sur.