El BCE sitúa los tipos en un mínimo histórico del 0,15%

Mario Draghi

La institución adelanta que adoptará más medidas para mejorar el funcionamiento de la política monetaria. 

 

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha recortado los tipos de interés del euro hasta situarlos en un nuevo mínimo histórico del 0,15%, y ha colocado por primera vez en la historia la tasa de depósitos en niveles negativos, cumpliendo así con las expectativas de los mercados, que daban por descontadas estas medidas.

 

En concreto, la institución presidida por Draghi informa en un comunicado de que ha recortado los tipos de interés desde el 0,25% en el que los situó en el mes de noviembre de 2013, hasta un nuevo mínimo histórico del 0,15%.

 

Asimismo, también cobrará por primera vez en la historia a los bancos por guardar su dinero, al situar el tipo de interés aplicable a la facilidad de depósito en el -0,10%, una medida que los analistas desconocen qué impacto tendrá.

 

En tercer lugar, el BCE también ha rebajado el tipo de interés aplicable a la facilidad marginal de crédito en 35 puntos básicos, hasta situarse en el 0,40%, con efectos, al igual que las otras dos rebajas, a partir del 11 de junio de 2014.

 

Asimismo, adelanta que habrá más medidas de política monetaria para mejorar el funcionamiento del mecanismo de transmisión de la política monetaria, que anunciará el presidente del BCE, Mario Draghi, en la habitual rueda de prensa de las 14.30 horas.

 

Posteriormente, detallará estas medidas en una nota de prensa que se publicará a las 15.30 horas, cuando dará también más detalles sobre la implementación de la tasa negativa de depósitos.

 

Los mercados creen que Draghi anunciará un plan para favorecer la circulación del crédito bancario, aunque con condiciones y una estructura diferente a la que tenían las anteriores inyecciones de liquidez a largo plazo.

 

Además, están pendientes de si aprueba un programa de compra de deuda, aunque, en caso de que ocurra, se descarta que sea del tamaño y las características de los adoptados por la Reserva Federal (Fed) o el Banco de Inglaterra.

 

La tasa de inflación en la zona euro justifica además la adopción de medidas de estímulo adicionales, ya que según los datos preliminares de Eurostat descendió de nuevo en el mes de mayo hasta el 0,5%, en comparación con el 0,7% de abril.

 

Tampoco ha sido positivo el dato del Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro en el primer trimestre de 2014, que ralentizó su expansión al 0,2% respecto a los tres meses anteriores, una décima menos que la registrada el último trimestre del año pasado.

 

Por su parte, la tasa de desempleo en la zona euro descendió una décima en abril respecto a marzo, desde el 11,8% hasta el 11,7%, lo que supone su nivel más bajo desde el mes de noviembre de 2012.

Noticias relacionadas